Los tratamientos potencialmente eficaces no llegan a los pacientes con tumores raros

Sarcoma de Ewing
FLICKR/ED UTHMAN
Publicado 22/02/2017 13:51:05CET

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   En la mayoría de los casos el paciente con tumor raro en España "no tiene opciones a acceder a tratamientos potencialmente eficaces", ha señalado el presidente de Grupo Español de Tumores Huérfanos e Infrecuentes (GETHI), el doctor Ramón de las Peñas, quien señala las barreras administrativas como el mayor problema para que no lleguen los fármacos pese que existan datos científicos que lo avalen".

   Los tumores raros son aquellos que presentan una baja incidencia en la población - afectan a menos de 5 personas por cada 10.000 habitantes- o que se localizan en órganos no habituales. El hecho de que se trate de un tumor huérfano e infrecuente, es decir de baja prevalencia, ocasiona, además de las dificultades en torno al tratamiento, un peor diagnóstico de los tumores que llegan a las consultas de forma tardía y desigual.

   Según explica de las Peñas, quien es además jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Provincial de Castellón, uno de los principales inconvenientes que se encuentra el oncólogo a la hora de diagnosticar y tratar a un paciente con tumor raro es su escasa experiencia, ya que "no ha sido formado en el abordaje diagnóstico y terapéutico de estos tumores".

    A ello se le suma que no suelen existir consultas específicas en los servicios de Oncología Médica. "El oncólogo se enfrenta en soledad a situaciones que le pueden provocar un importante nivel de tensión e inseguridad", ha recordado el presidente de GETHI.

   Con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras, que se celebra el 28 de febrero, de las Peñas recuerda que la mejora asistencial y terapéutica de los tumores raros pasa por la creación de redes de expertos con mecanismos de intercambio de información. "Los registros de casos y un futuro registro nacional de tumores raros ayudarán mucho a contestar preguntas frecuentes sobre eficacia de tratamientos y a permitir que un caso determinado sea asistido de forma inmediata por varios expertos repartidos geográficamente, sin barreras", ha insistido.

   "Imprescindible también", y objetivo principal de GETHI para este 2017, es la creación de un biobanco nacional de muestras biológicas de tumores raros, una herramienta fundamental para el futuro abordaje de este tipo de tumores.

   Tampoco se debe dejar de lado la facilitación de ensayos clínicos específicamente diseñados para tumores de baja incidencia, implicando tanto a la administración como a la industria farmacéutica y los distintos niveles de la investigación clínica.

   Asimismo, abogan por el fomento de la formación de los oncólogos en los tumores raros, la transferencia del conocimiento y la investigación, que "deben ser los pilares para poder hacer frente a unas patologías que aún hoy día siguen teniendo a su favor el desconocimiento y aislamiento tanto de pacientes como de profesionales sanitarios".

TRABAS PARA EL ACCESO A NUEVOS MEDICAMENTOS

   "Cuando tras una aprobación de un determinado fármaco se emite el informe de posicionamiento terapéutico -que es de obligado cumplimiento-, las diferentes administraciones disponen de filtros que dificultan mucho que estos fármacos, si son de alto impacto económico, puedan ser accesibles con equidad a todos lo pacientes", señala el oncólogo, quien destaca que, "en el caso de los pacientes con tumores raros, al no existir un determinado fármaco indicado y tener que recurrir a prescripciones fuera de indicación, la dificultad es todavía mayor".

    La Agencia Europea mantiene un plazo de aproximadamente un año en aprobar un medicamento huérfano. Mientras tanto, en la Agencia Española del Medicamento el plazo para que este medicamento pueda verse reflejado en el Informe de Posicionamiento Terapéutico y éste sea remitido a las asociaciones de pacientes y sociedades es de 90 días, aunque suele ampliarse a 180. Tras ello, pasarán otros 180 días hasta que el medicamento tenga fijado un precio y quede incluido en el Nomenclátor. Una vez pasa al ámbito territorial autonómico y local, los atrasos van en torno a otro año, ya que existen al menos 22 agencias de evaluación autonómicas.

   "Aquí no se acaba todo, pues existen unas 900 comisiones hospitalarias de evaluación que constituyen la mayor barrera", ha aclarado el presidente de GETHI. Tal y como indica un estudio realizado en el año 2015 por la Sociedad Española de Oncología Médica, un medicamento puede tardar en estar disponible hasta 6 años después de ser aprobado por la Agencia Europea.

   Ante esta situación, recomienda que estos nuevos fármacos puedan ser utilizados en base a su potencial eficacia en tumores de muy baja incidencia, aunque no tengan indicación aprobada, para poder garantizar el acceso a ellos a los pacientes y paliar las nefastas consecuencias que para ellos tienen la espera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter