Las tecnologías vinculadas a la telemedicina contribuyen a aumentar el autocuidado y la adherencia terapéutica

Nueva 'app' móvil
HEALTHSCIENCE - Archivo
Publicado 02/03/2018 15:07:02CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las tecnologías vinculadas a la telemedicina, tanto a dispositivos -teléfonos o 'wearables'- como a programas -'software' o apps-, así como el uso de las redes sociales en la atención de pacientes crónicos contribuyen a aumentar el autocuidado y la adherencia terapéutica, y a reducir los ingresos hospitalarios y las complicaciones, según han destacado expertos en el X Congreso de Atención al Paciente Crónico celebrado en Zaragoza.

Durante el congreso, la profesora titular e investigadora del Departamento de Ingeniería Electrónica y Comunicaciones de la Escuela Universitaria Politécnica de Teruel, Inmaculada Plaza García, ha señalado que se ha llegado a cifrar en 165.000 apps de salud y 30.000 apps de salud mental disponibles de forma gratuita o de pago en iTunes Store o Play Store.

A pesar de la existencia de tantas APP relacionadas con la salud, como sucede con todas las aplicaciones para teléfonos inteligentes (smartphones) "se prevé que solo un porcentaje muy pequeño logrará fidelizar a sus usuarios y por tanto alcancen el éxito", ha añadido José García Moros, catedrático de Ingeniería Telemática de la Universidad de Zaragoza y Coordinador del grupo CENIT (Communications Networks and Information Technologies) en el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A).

Para el ámbito de los pacientes crónicos, la cifra es especialmente significativa, dado que el principal grupo de usuarios destinatarios de las app del sector de la mHealth son los pacientes con problemas crónicos de salud (56% de las APP se destinan a éstos), seguidos por las personas practicantes de actividades físicas (33%) y los profesionales sanitarios (32%), según datos apuntados por Inmaculada Plaza García en la mesa de debate.

Al respecto, el doctor Ricardo Gómez Huelgas, vicepresidente primero de la SEMI, ha opinado que "las diferentes tecnologías aplicables a la telemedicina jugarán un papel clave para reforzar los modelos de atención a los pacientes crónicos, a medida que la tecnología se abarate, se adapte a las necesidades reales de los pacientes y vaya desapareciendo la brecha digital existente en las personas de edad avanzada".

Finalmente, el doctor Domingo Orozco, médico de Familia y miembro del grupo de Diabetes del PAPPS-semFYC y del Grupo de Trabajo en Enfermedades Cardiovasculares de la semFYC, y coordinador científico del comité técnico de la Estrategia de Abordaje de la cronicidad por el Ministerio de Sanidad destaca que "la continuidad asistencial que ofrece la telemedicina permite aumentar el autocuidado y la adherencia, al tiempo que reducen las descompensaciones, los ingresos hospitalarios y las complicaciones en los pacientes crónicos y cada vez hay una mayor evidencia al respecto".

En su opinión, la telemedicina supone también "un reenfoque en los mecanismos de coordinación asistencial entre las especialidades con mayor peso en el seguimiento de los pacientes crónicos. Los médicos y médicas especialistas en medicina de familia deberían seguir impulsando la coordinación asistencial y la natural continuidad en la atención a los pacientes crónicos, con la interacción con medicina interna para el seguimiento de agudizaciones e ingresos, pero cada vez debería también ser más importante la presencia de los y las profesionales de enfermería".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.