El reto de la reproducción asistida es implantar un único embrión para evitar trasmitir enfermedades

Fecundación in vitro, embrión, óvulo, FIV
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LARS NEUMANN
Publicado 21/02/2018 12:41:55CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El objetivo de la reproducción asistida es conseguir transferir un único embrión, evitando la transmisión de enfermedades genéticas, así como los partos múltiples a través de técnicas de cultivo y del diagnostico genético preimplantacional (DGP), según el director general de la Clínica Barcelona IVF, Luis Zamora.

Todo ello con la "principal preocupación" de "conseguir que se desarrolle un embrión sano", ya que a través de la DGP se pueden seleccionar embriones saludables que no transmitan enfermedades hereditarias dentro de la familia, explica el experto.

A su vez, ha señalado que ahora pueden contar "con los incubadores Time lapse, donde se depositan los embriones desde el momento de la fecundación y hasta el día que se hace la transferencia, de esta manera se evita manipular los embriones, aumentando las posibilidades de éxito".

Los días de cultivo también "han mejorado", pues antes los incubadores permitían llegar al tercer día de desarrollo del embrión, cuando tiene solo unas 6 u 8 células.

Ahora pueden estar hasta el quinto día de desarrollo, cuando ya cuentan con entre 150 y 200 células. La tasa de implantación de los embriones en estadio de blastocito (a partir del quinto día) es del 50 por ciento, mientras que el de un embrión en el tercer día de desarrollo es del 30 por ciento.

Por otro lado, "hasta ahora las técnicas no eran las ideales, pero con las técnicas de congelación rápida, que evitan la formación de cristales de hielo dentro de las células, se pueden preservar mejor las funcionalidades de los óvulos y asegurar unas tasas de supervivencia del 90 por ciento", ha recalcado el director médico de la Clínica Barcelona IVF, Raul Olivares.

Además, apunta, "la gente todavía no está informada de esta posibilidad, por eso, es hora de explicar a las mujeres que si van a retrasar su embarazo pueden congelar sus óvulos".

REJUVENECER LOS ÓVULOS

Se recomienda congelar los óvulos antes de los 35 años, ya que a partir de esa edad la reserva ovárica desciende y la calidad de los óvulos disminuye.

Las mujeres que decidan retrasar su maternidad ya tienen "la posibilidad de congelar sus óvulos antes de los 35 años, pero el reto es poder dar respuesta a las que ya superan esa edad y quieren ser madres sin recurrir a una donante", señalan los especialistas.

E indican que ana solución sería el rejuvenecimiento de sus propios óvulos o la producción de óvulos fértiles a partir de células madre. Diferentes investigaciones internacionales han estudiado la producción de gametos, óvulos o espermatozoides, a partir de células madre.

Por último, con estas técnicas se conseguiría resolver el problema de infertilidad que sufren un 20 por ciento de las parejas en España.