RDC sufre un nuevo brote de ébola apenas una semana después de declarar el fin del anterior

Brote de ébola en Bikoro (República Democrática del Congo)
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Publicado 02/08/2018 12:18:03CET

   GOMA (REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO), 2 Ago. (Reuters/EP) -

   El Ministerio de Sanidad de República Democrática del Congo (RDC) ha anunciado este miércoles que se han detectado cuatro nuevos casos de ébola en la provincia de Kivu Norte, en el noreste del país africano, apenas una semana después de que el Gobierno y la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararan el fin del último brote.

   También se han registrado veinte muertos a causa de una fiebre hemorrágica en la ciudad de Mangina y sus alrededores, en la misma zona, ha indicado el departamento gubernamental. Sin embargo, todavía no está confirmado que la causa sea este virus.

   Las autoridades congoleñas han indicado que por ahora no hay nada que sugiera un vínculo entre los nuevos casos, que ya considera un nuevo brote, y la anterior epidemia de ébola, que comenzó en abril y se dio por concluida el 24 de julio. Las zonas de incidencia de uno y otro están a 2.500 kilómetros de distancia, ha subrayado el Ministerio.

   Sanidad enviará un equipo de doce expertos a Beni el jueves para que pongan en marcha un laboratorio móvil. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha anunciado que la agencia de la ONU también movilizará personal hacia RDC para combatir este nuevo brote.

   "El ébola es una constante amenaza en RDC", ha lamentado Tedros, al tiempo que ha expresado su confianza en que el país lo superará otra vez, si bien a este respecto ha subrayado que es fundamental que las autoridades locales actúen con "transparencia". "Combatiremos este como hicimos con el anterior", ha afirmado.

   "Declaro el fin de la epidemia de ébola", anunció la semana pasada el ministro de Sanidad, Oly Ilunga Kalenga, una vez superados 42 días desde que los análisis de las muestras de sangre del último paciente confirmado dieron negativo por segunda vez.

   El último brote se saldó con 33 muertos, la mayoría en la provincia de Ecuador (noroeste). Las autoridades reaccionaron rápidamente gracias a la experiencia de la epidemia que afectó a África Occidental en 2014, dejando más de 11.300 muertos.

   Las autoridades temían que alcanzara el centro urbano de Mbandaka, con 1,5 millones de habitantes y numerosas conexiones aéreas y fluviales con la capital congoleña, Kinshasa, porque el ébola se transmite por el contacto directo con fluidos humanos.

   El anunciado este miércoles es el décimo brote de ébola detectado en República Democrática del Congo desde 1976, cuando se descubrió la existencia de este virus cerca del río homónimo, que transcurre por RDC. Como lugar de origen, es el país más afectado por esta enfermedad.