Psicólogos aconsejan que los Reyes Magos hagan un máximo de 4 regalos para que los niños aprendan el valor de las cosas

Juguetes, juguete, jugar, regalo, regalos, Reyes Magos, Capitán América
EUROPA PRESS
Publicado 05/01/2018 10:48:00CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Expertos en psicología infantil coinciden en señalar que un exceso de regalos el día de los Reyes Magos provoca que los niños "no aprendan a valorar las cosas". Por ello, proponen que los más pequeños reciban el día 6 de enero un máximo de cuatro regalos y recomiendan que sean educativos, solidarios y que fomenten valores.

En concreto, la psicóloga Silvia Álava, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, ha asegurado a Europa Press que regalar muchas cosas a los niños "no aporta una felicidad extra", ya que "no le dan importancia". "No hay ningún estudio que relacione que por tener muchos más juguetes van a ser mucho más felices. El problema es que al final los niños no aprenden a valorar las cosas", ha apuntado.

"Los niños no valoran tanto el precio del regalo sino que les apetezca tenerlo. El valor del precio no lo tienen en cuenta", ha subrayado Álava, que también ha apuntado que a veces los niños "tienen tantos juguetes que no saben ni con qué jugar".

La psicóloga ha recomendado a sus Majestades de Oriente que, a la hora de elegir los regalos, "utilicen el sentido común" y "no se dejen llevar" por la presión de la sociedad de consumo. "La sociedad de consumo bombardea a los niños y se piensa que los regalos les van a hacer felices. El cariño del niño no se va a sustituir nunca con regalos", ha dicho.

En la misma línea, la psicóloga de Blua de Sanitas María Díaz ha afirmado que lo "más adecuado" es que este sábado los niños reciban tres o cuatro regalos, para que la época de Navidad "se centre más" en los momentos de familia y en "valores como el compartir". "En caso contrario fomentamos el materialismo y no tanto el cuidado o el aprendizaje", ha apuntado.

"En una sociedad consumista como la actual, tradiciones como la Navidad se han convertido en una gran oportunidad para comercializar, creándonos una inmensa necesidad de adquirir productos", ha señalado Díaz.

El tipo de juguete adecuado para cada niño, según la experta, es aquel que, además de adaptarse a su edad, nivel de desarrollo y personalidad, le aporte beneficios a su desarrollo psicomotriz, cognitivo, intelectual, emocional y social.

UN REGALO QUE NECESITE, OTRO QUE DESEE Y OTRO PARA ALGUIEN

Por ello, Díaz recomienda que el niño reciba un regalo que necesite; un regalo que desee, como por ejemplo "ir juntos a un sitio bonito"; y un regalo que "pida para otra persona querida".

En este sentido, el psicólogo clínico y profesor de Psicopatología de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), Eladio Rosique Meseguer, ha recomendado que los regalos se conviertan en una "herramienta" para ofrecer "algo más allá" de lo material y "tan valioso como el cuidado, la reconciliación, el amor o la alegría".

"Nada de regalos para salir del paso, eso siempre se nota y es dinero perdido", ha aconsejado Rosique, quien considera que la Navidad también es un buen momento para transmitir a los niños "la importancia del regalo con sentido".

Por su parte, la psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools, Ana Herrero, ha afirmado que existe una "estrecha vinculación" entre la sobreprotección y lo que se denomina el síndrome del niño hiperregalado. "Colmar de regalos a los niños como una manera de demostrarles cuánto les queremos no puede sustituir al tiempo que compartimos con ellos, que jugamos con ellos, además de poder generar actitudes consumistas, exigentes, de falta de valoración de lo que tienen o de insatisfacción", ha concretado.

"Un aspecto fundamental es enseñar a los más pequeños a valorar los regalos, a ser agradecidos, disfrutando con ellos del mejor de los presentes, que es compartir nuestro tiempo con ellos jugando", ha subrayado la experta, destacando que es "fundamental" cuidar la cantidad y el tipo de regalos que reciben los más pequeños.

"JUGUETES SUFICIENTES, PERO NO EXCESIVOS"

Por otro lado, el presidente de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Fernando Móner, ha señalado a Europa Press que hay que regalar a los niños "juguetes suficientes, pero no excesivos". "Muchos juguetes no es sinónimo de mejor juego, todo lo contrario, incluso puede llegar a dificultarlo. Un exceso de juguetes puede dificultar la creatividad, la imaginación y la invención del niño, además de generar actitudes de capricho", ha precisado.

"No hay que olvidar que, entre todos los juguetes que podemos ofrecerles, los mejores regalos son nuestra presencia, atención y tiempo, algo que ellos sí que saben valorar", ha comentado Móner, que ha pedido que no se adquieran juguetes falsificados, ya que, además de que conllevan pérdida de empleo y fraude fiscal, pueden ser "potencialmente peligrosos".

Para el portavoz de FACUA-Consumidores en Acción Rubén Sánchez, un exceso de regalos que fomenten el juego en solitario "acaban aislando a los niños". "Se trata de buscar el equilibrio y el juego en grupo. A veces se regalan smartpohnes de cientos de euros a niños de edades muy tempranas", ha criticado.

"Si a un niño le haces quince regalos el día de Reyes, al final no los va a valorar. Hay que saber medir qué se le compra, porque puede ser negativo el mensaje que se le traslada al niño", ha comentado Sánchez, al tiempo que ha hecho hincapié en la popularización de los regalos tecnológicos, en los que, a su juicio, hay que hacer "inversiones cada vez más grandes".

Asimismo, el portavoz de FACUA ha lamentado que, en esta sociedad, la Navidad "no es una fiesta para expresar cariño con sentimientos y con actos, sino a través de regalos". "Si a un niño no se le implementa la cultura del esfuerzo, de que las cosas hay que ganárselas, puede ser negativo en su desarrollo. Hay que saber medir y en qué cantidad", ha sentenciado.

Por último, la directora de Gender Capital, Mercedes Wullich, ha apuntado que la infancia es un "terreno sensible y permeable" y que los juguetes "deberían fomentar la igualdad y la diversidad". "Cuando ellas reciben un cochecito de bebé y ellos un deportivo de juguete, se establecen pautas e idearios que les influirán ya no solo en su niñez, sino también como adolescentes o adultos", ha alertado Wullich.