La iniciativa ha movilizado 1,23 millones de euros

El proyecto 'SURFeye' desarrolla terapias avanzadas y sistemas de diagnóstico para enfermedades de la superficie ocular

Publicado 05/04/2017 18:11:19CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'SURFeye' ha concluido su trayectoria, después de tres años de investigación en el área de las patologías de la superficie ocular, desarrollando terapias avanzadas y sistemas de diagnóstico para enfermedades de la superficie ocular.

El consorcio, compuesto por las empresas Sylentis como coordinadora, Biodan, Bioftalmik y BTI, la Fundación de Investigación Oftalmológica Fernández-Vega y los centros públicos Universidad de Santiago de Compostela y Universidad del País Vasco, movilizó más de 1,23 millón de euros, de los que gran parte han sido financiados por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través del subprograma 'Retos-Colaboración' del Plan Estatal de I+D+i.

La iniciativa ha tenido como objetivo realizar un abordaje específico de cada tipo de alteración de la superficie ocular, superando así los planteamientos clásicos y menos específicos de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la superficie ocular. De esta forma, la iniciativa ha contribuido a mejorar el abordaje de estas enfermedades, generando una gran ventaja competitiva en este campo.

Entre los hitos alcanzados en este proyecto se incluye el desarrollo de nuevos tratamientos basados en el ARN de interferencia para el tratamiento de las alergias oculares y el avance en el tratamiento del ojo seco en base a colirios 'PRGF'-'Endoret'. Además, se han creado kits para generar membranas de 'PRGF' para uso quirúrgico en oftalmología, que ya están disponibles para los pacientes, así como el desarrollo de nuevos dispositivos de diagnóstico capaces de diferenciar entre las patologías de superficie ocular, con la ventaja añadida de que se pueden utilizar en consulta oftalmológica.

También se ha trabajado con nuevas formulaciones para dirigir la llegada de los productos terapéuticos a su zona de acción, reduciendo de este modo los efectos adversos de los fármacos, y se ha avanzado en el diseño de mini salas blancas con el fin de optimizar el uso de la ingeniería tisular en hospitales y centros quirúrgicos.

"La experiencia ha sido muy positiva, ya que se ha creado una potente red de colaboraciones que ha dado lugar a numerosas sinergias", ha comentado la directora de Operaciones de Sylentis, Ana Isabel Jiménez. Y es que, tal y como ha añadido la gerente de I+D de Sylentis, Covadonga Pañeda, no sólo se han conseguido productos de aplicación casi inmediata para el paciente, sino que además se han logrado importantes avances cuyo posterior desarrollo dará lugar a nuevos fármacos y mejoras en el abordaje de estas patologías.

"Los excelentes resultados derivados del proyecto han sido una gran oportunidad para iniciar la andadura de Biodan en oftalmología de la mano de grandes empresas expertas del campo", ha enfatizado la directora de Biodan Sciences, María Alonso Sande.

Finalmente, el director de la Fundación de Investigación Oftalmológica, Jesús Merayo, ha destacado los buenos resultados obtenidos en el diseño de productos de terapias avanzadas y medicina regenerativa para el tratamiento de patologías oculares como el ojo seco, alguno de los cuales ya se están empleando en pacientes del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter