Atienden casos de hasta 13 o 14 años

Proyecto Hombre detecta adicciones a edades más tempranas

Imagen de la firma del acuerdo
EUROPA PRESS
Actualizado 29/06/2015 11:25:22 CET

La Consejería de Educación, Cultura y Universidades impulsa un programa para prevenir el consumo entre los adolescentes

MURCIA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Proyecto Hombre en la Región de Murcia ha detectado casos de adicciones a edades cada vez más tempranas, llegando a atender en sus oficinas casos de adolescentes de hasta 13 o 14 años, y ha constatado asimismo un incremento del consumo del cannabis entre los más jóvenes, mientras que el consumo de otras sustancias se mantiene estable.

Así lo ha hecho saber la directora de Proyecto Hombre, Asunción Santos, quien ha firmado precisamente este lunes un acuerdo de colaboración con el consejero de Educación, Cultura y Universidades, Pedro Antonio Sánchez, encaminado a reforzar la prevención de las adicciones en los centros educativos de la Región.

Proyecto Hombre, que actualmente atiende a una treintena de menores de 21 años en la Región, ha detectado un descenso en la edad de los atendidos, encontrándose con casos de adolescentes de 13 o 14 años que acuden pidiendo ayuda. Un 90 por ciento de los usuarios presentan problemas de consumo de cannabis.

Normalmente, Santos explica que estos adolescentes acuden a Proyecto Hombre acompañados por familiares que viven una situación de "mucha angustia" y en busca de ayuda y asesoramiento, porque suelen estar "muy perdidos" ante esta problemática.

En concreto, Proyecto Hombre ha detectado este descenso en la edad de los atendidos en los dos últimos años, lo que Santos atribuye, entre otras cosas, a la situación que atraviesan muchas familias en el actual contexto socioeconómico. "Los jóvenes son una parte muy vulnerable de la familia y todos estos problemas les afectan de forma especial", añade.

Además, Santos ha admitido que, en general, hay una percepción social de que el cannabis "es menos peligroso" y, por ello, "quizá los jóvenes que antes presentaban problemas de adicción a otras sustancias, ahora presentan problemas con el cannabis.

Asimismo, Santos explica que el cannabis es "más asequible" económicamente que otras sustancias, lo que probablemente explique también el incremento del consumo entre los más jóvenes, unido a que las familias, probablemente, "tienen otras situaciones más drásticas que atender".

PREVENCIÓN EN LAS AULAS

Precisamente, Proyecto Hombre y la Consejería de Educación, Cultura y Universidades han renovado este lunes el convenio que ambas instituciones llevan adelante encaminado a impartir talleres y formación en centros educativos de la Región con el objetivo de prevenir el consumo de drogas entre los más jóvenes.

En concreto, la Consejería destinará 6.000 euros al proyecto en 2015, una cantidad superior a la del año pasado, y permitirá impartir talleres de prevención, orientación y asesoramiento a alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, así como a sus profesores y familiares, según ha destacado Santos, quien ha comparecido en rueda de prensa junto a Sánchez y el presidente del Patronato de la Fundación Solidaridad y Reinserción, Tomás Zamora.

El convenio, según Sánchez, servirá para "redoblar" la información y la prevención sobre el consumo de drogas en las aulas. Los centros educativos de la Región cuentan con 270.000 alumnos, que constituyen el "público objetivo" de estos programas, según el consejero, quien ha explicado que la prevención "permite evitar problemas futuros".

Además, Sánchez ha señalado que este convenio contempla también la prestación de ayuda y asesoramiento a todos aquellos jóvenes y adolescentes que lo necesiten de una forma anónima. No es la primera vez que Proyecto Hombre trabaja en centros educativos, y la Fundación es "cada vez más sensible" a este tipo de público, ha destacado.

Hasta la fecha, Proyecto Hombre ha realizado, con la colaboración de la Consejería de Educación, talleres en los centros IES Felipe II de Mazarrón, IES Juan Bosco de Lorca, IES Ribera de los Molinos de Mula, IES Federico Balart de Pliego, IES Arzobispo Lozano de Jumilla, IES Infanta Elena de Jumilla, IES Las Salinas de La Manga, IES San Juan de la Cruz de Caravaca, IES Oróspeda de Archivel, y el IES Prado Mayor de Totana.

El consejero ha indicado que el proyecto cuenta con una partida de 6.000 euros en 2015, pero ha explicado que se trata de un proyecto abierto y se podrían ampliar los fondos en función de las necesidades que se detecten.

Los centros educativos podrán solicitar ser objeto de estas actuaciones, o bien serán seleccionados por la propia Consejería entre aquellos considerados prioritarios para la labor de prevención.

Esta nueva iniciativa busca promover hábitos y estilos de vida saludables y prevenir conductas nocivas relacionadas con el consumo y abuso de sustancias estupefacientes. Para ello, incluye acciones de concienciación, así como asesoramiento gratuito y anónimo a docentes y centros educativos.

El acuerdo establece la consulta anónima y gratuita de los maestros y profesores, además de multiplicar los talleres para familias en institutos de la Región, charlas-coloquio en centros educativos o la difusión de contenidos elaborados por Proyecto Hombre vinculados a la prevención y adecuados a familias y escolares.

En concreto, en los talleres como los que Proyecto Hombre ha realizado en diciembre en una decena de institutos de la Región, se facilita a familias y docentes una serie de herramientas para incrementar los factores de protección ante situaciones de riesgo o de inicio en el consumo de drogas y otras situaciones de riesgo.

En estos talleres, y durante dos sesiones, se trabaja con las familias en contenidos como factores de riesgo y protección, comunicación con los hijos, establecimiento de normas y límites, la adolescencia como momento de cambio, y ocio y tiempo libre.

Respecto a las técnicas utilizadas por Proyecto Hombre para prevenir y tratar las adicciones, Santos explica que en la mayoría de los casos se entrena a los padres, familiares y profesores en la resolución de conflictos con adolescentes, se les enseña a negociar con ellos y se les proporcionan recursos de comunicación, escucha y asertividad.

Igualmente, los profesionales de Proyecto Hombre explican a los padres y familiares cuáles son las situaciones que les pueden poner en alerta para prevenir estos problemas. Por ejemplo, el fracaso escolar, el absentismo escolar, el hecho de vivir conflictos en casa, que el adolescente gaste dinero sin saber de dónde procede o que se muestre agresivo y tenso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter