Con un chip en el ojo

Una prótesis de retina devuelve parte de la visión a 3 pacientes invidentes

Carlos Martínez, paciente con un implante de retina recupera parte de la visión
EUROPA PRESS
Actualizado 09/02/2016 14:43:43 CET

BARCELONA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Clínica Barraquer de Barcelona ha implantado una prótesis de retina a tres pacientes ciegos que han recuperado así parte de la visión, introduciéndoles un chip alrededor la retina que capta estímulos eléctricos de una microcámara incrustada en unas gafas especiales.

Lo ha presentado este martes en rueda de prensa el coordinador adjunto de vitroretina de la clínica , Jeroni Nadal; la representante de Imex --empresa comercializadora del invento--, Verónica Pilotti, y la investigadora del Centro Universitario de la Visión de la UPC, Aurora Torrents, junto a dos de los pacientes: Guadalupe Iglesias y Carlos Martínez.

El implante biomédico 'Argus II' son unas gafas con una microcámara que graba lo que hay ante la persona; envía las imágenes a un ordenador --una pequeña caja que lleva el paciente--, que las procesa y luego las envía al cerebro, gracias al chip electro-estimulador que se implanta alrededor de la retina.

PERFIL DE LOS PACIENTES

El invento está dirigido a pacientes de 25 a 60 años que no son ciegos de nacimiento, sino por enfermedades degenerativas --sobre todo la retinitis pigmentaris, RP--, pero que preservan la memoria visual en el cerebro, por lo que se puede ejercitar con el implante y ejercicios de recuperación.

Tras la operación, los pacientes se han sometido a una rehabilitación de diez sesiones durante seis meses, que se desarrollan entre la clínica y el Centro de la Visión de la UPC, pero después pueden seguir haciendo ejercicios con la base adquirida en las clases de recuperación.

PUEDEN RECONOCER A FAMILIARES

Pocos días después de la operación, esta prótesis permite al paciente "ver luces, formas, letras, movimientos, si la pantalla de la televisión está o no encendida --aunque no ven su contenido--, si hay una ventana, e incluso reconocer a sus familiares", ha asegurado el cirujano Jeroni Nadal, que ha remarcado el cambio radical que supone en la vida de estas personas.

La paciente Guadalupe Iglesias ha explicado: "Hemos nacido viendo y podemos volver a ver y reconocer las cosas. Vamos a ver las cosas de otra manera, pero vamos a ver", y ha dicho que se quedó ciega hace diez años, además de recordar la emoción de sus familiares al ver que podía reconocerles.

La primera de las operaciones, que fue también pionera en España, se realizó en junio de 2014, y las otras dos se llevaron a cabo a mediados de diciembre de 2015, entre las que hay un paciente, Carlos Martínez, que ha sido el primer sordo-ciego de Europa en someterse a esta operación y el segundo en el mundo.

Martínez ha expuesto: "Desde pequeñito he visto y la memoria visual aún la conservo, pero mi problema más problemático es la comunicación porque necesito a un intérprete de lengua de signos para que me ayude", y ha animado a operarse a otras personas en su situación.

Según el doctor Jeroni Nadal, el centro tiene a entre 12 y 14 personas en lista de espera para someterse a esta operación, que en estos tres casos ha sido gratuita para los pacientes porque se ha financiado a través de una cátedra de investigación, y la fundación Barraquer busca financiación para realizar nuevos implantes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter