Con motivo del Día Mundial de la Esquizofrenia

Las principales entidades de salud mental reclaman más recursos para la detección y atención temprana de psicosis

Depresión, esquizofrenia
PIXABAY - Archivo
Publicado 22/05/2018 14:04:46CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Mundial de la Esquizofrenia, que se celebrará este jueves, las principales entidades de salud mental de España se han unido para solicitar a la Administración más recursos en la detección y la atención temprana de la psicosis, con la finalidad de "mejorar el pronóstico de estas personas y asegurar una mejora en su calidad de vida".

La petición está recogida en el 'Posicionamiento por la implementación de programas de intervención temprana en Psicosis', un documento con 17 medidas que pretende ser "un punto de partida y consenso" para diseñar una actuación coordinada entre la Administración y los profesionales sanitarios. El documento recoge la importancia de implementar Programas Formativos de Prevención y Detección Temprana de la psicosis dirigidos a profesionales de educación, atención primaria y los servicios sociales o la relevancia de asegurar un tratamiento integrado, intensivo e individualizado para las personas con un primer episodio psicótico o la atención a las necesidades de sus familias, entre otros.

Esta iniciativa está suscrita por la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME), la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y Adolescente (AEPNyA), la Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de Personas con Esquizofrenia (AMAFE), el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP), la Sociedad Española de Directivos de la salud (SEDISA), la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), la Sociedad Española en Patología Dual (SEPD), la Sociedad de Psiquiatría Infantil de la Asociación Española de Pediatría (SPi de la AEP), en colaboración con Otsuka-Lundbeck y liderado por el Movimiento REthinking.

Las entidades firmantes consideran que este documento es "una oportunidad única para avanzar decididamente en la necesaria transformación de los modelos de prevención y atención temprana de las psicosis y otros trastornos mentales en personas jóvenes". Por ello, están trabajando para que la nueva Estrategia Nacional de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud (SNS) incluya estas medidas.

PSICOSIS EN ESPAÑA

Se calcula que unos 400.000 españoles tienen esquizofrenia, cifra que asciende a más de un millón en el caso de la psicosis. Cada año, entre 6.500 y 10.000 personas sufren, por primera vez en su vida, un episodio psicótico en España, llegando a tener una prevalencia del 3 por ciento de la población, siendo un 1 por ciento esquizofrenia, según diversos estudios.

La psicosis, como recuerdan estas entidades de salud mental, presenta importantes consecuencias personales, ya que se asocia a una peor funcionalidad y calidad de vida, un aumento de la morbi-mortalidad, una disminución de la esperanza de vida de aproximadamente 15-20 años y un aumento de la tasa de suicidio de unas 20 veces con respeto a la población general.

"Los datos disponibles demuestran que la intervención temprana mejora el pronóstico clínico y funcional.De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la conveniencia de un abordaje precoz y preventivo dirigido a las poblaciones de alto riesgo", señalan.

Tal y como indica el doctor Celso Arango, vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y coordinador del Movimiento REthinking, resulta "fundamental implementar en los primeros meses o semanas desde la detección de los síntomas, un plan integral y multidisciplinar de medidas terapéuticas destinadas al tratamiento de las personas con psicosis, que permita mejorar su pronóstico futuro".

Sin embargo, según datos del estudio Proyecto VOZ, en España una de cada tres personas con esquizofrenia y sus familiares consideran que el tratamiento médico, psicoterapéutico y los programas de rehabilitación llegan tarde. Actualmente se estima que el tiempo transcurrido entre la aparición de síntomas y el primer contacto terapéutico puede superar los 2 años en los pacientes con esquizofrenia.

El doctor Arango ha añadido, además, que los programas de intervención temprana "también son eficientes en términos económicos": "Los trastornos psicóticos suponen un coste (directo e indirecto) de más de 94.000 millones de euros cada año en la Unión Europea, cifra que incluye 29.000 de euros en costes sanitarios y 65.000 de euros en pérdidas de productividad por bajas laborales. La experiencia de este tipo de programas en países como Australia, Dinamarca, Estados Unidos, Italia, Noruega y Reino Unido han demostrado su eficacia, eficiencia y el ahorro de costes sanitarios y sociales".

CONSECUENCIAS PERSONALES Y FAMILIARES DE INTERVENIR TARDE

La psicosis empieza habitualmente entre los 15 y 30 años, una etapa de formación educativa o desarrollo profesional, y l"imita notablemente las oportunidades para lograr una cualificación laboral y, en consecuencia, para obtener un empleo estable y de calidad". Debido a que el primer episodio psicótico aparece en jóvenes, las personas con psicosis tienen "tasas de desempleo 7 veces superiores a la población general, con repercusiones graves sobre la autoestima y la capacidad para construir una vida propia".

Otro de los puntos fundamentales que reclaman en ese cambio de paradigma del abordaje de la psicosis es "redefinir el papel de familiares y entorno (cuidadores, amigos, etcétera).

Según un informe elaborado por la Federación Europea de Asociaciones de personas con Enfermedad Mental (EUFAMI, por sus siglas en inglés), en Europa hay aproximadamente 10 millones de familiares que cuidan y apoyan a diario a sus allegados con un trastorno mental grave, como los trastornos psicóticos, incluida la esquizofrenia. Casi tres de cada cuatro (72 por ciento) cuidadores de personas con esquizofrenia tienen mínima (38) o nula ayuda (34). Los familiares emplean su rol de cuidador durante una media de 16 años, aunque en muchos casos lo hacen de por vida. Dedican al cuidado de sus familiares con esquizofrenia un promedio de 23 horas a la semana, cifra que equivale a un trabajo a tiempo parcial.

Comentando estos datos, la directora de la Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de Personas con Esquizofrenia (AMAFE), Ana Cabrera, ha reivindicado que las familias "no pueden quedar al margen de los planes para la mejora de la intervención de la psicosis". "Es fundamental crear programas específicos para atender las necesidades de las familias, que ayuden tanto al tratamiento de la persona con psicosis como a colaborar con las cargas familiares", ha concluido.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.