Contador

La prevalencia de la enfermedad renal crónica en España crece un 20% en la última década

Riñón
FLICKR/PROHEY PAUL STUDIOS
Publicado 02/03/2017 13:41:17CET

   MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La prevalencia de la enfermedad renal crónica en España ha crecido un 20 por ciento en la última década ya que se ha pasado de 1.001 pacientes por millón de población (pmp) en 2006 a 1.211 en 2015, según el registro de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) actualizado con los últimos datos disponibles.

Este Registro también muestra que la prevalencia media en adultos de más de 15 años se situó en 1.418 pmp. Los segmentos de población con mayor prevalencia fueron por este orden, el de la población entre 65 y 74 años, con una prevalencia por encima de los 3.000 pacientes por millón de población; el de la población de más de 75 años, con una prevalencia de 2.638; y el de la población entre 45 y 64, por encima de 1.765.

   Las comunidades con mayor prevalencia son Cataluña y Canarias, con 1.366 y 1.312 pmp, mientras que Melilla y Cantabria, con 782 y 1.008 pmp, son los territorios con menor. Cantabria encabeza junto al País Vasco el ranking de comunidades con mayor porcentaje de pacientes renales trasplantados. Estas comunidades, junto a Aragón y Navarra, son las únicas que superan o llegan al 60 por ciento de enfermos renales trasplantados.

ESPAÑA QUINTO PAÍS

   España es uno de los países europeos con mayor prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica, sólo superado por Grecia, Francia, Bélgica y Portugal. Algo más de 4 millones personas padecen enfermedad renal crónica (ERC) en España, de las cuales algo más de 55.000 están en Tratamiento Renal Sustitutivo, con un impacto mucho mayor en hombres que en mujeres. El 52 por ciento están con un trasplante renal funcionante y el resto precisa de la diálisis.

   La mortalidad de la Enfermedad Renal Crónica se ha venido situando por encima del 8 por ciento en la última década. Se estima que la atención de estas patologías del riñón representa alrededor del 3 por ciento del gasto sanitario total en España.

   El aumento de la incidencia de la Enfermedad Renal Crónica se relaciona con el envejecimiento de la población, ya que el 40 por ciento de los mayores de 80 años sufren esta enfermedad frente al 22 por ciento de los mayores de 64 años, pero también con hábitos de vida poco saludables y factores de riesgo como la obesidad.

RELACIÓN CON LA OBESIDAD

   El Día Mundial del Riñón de 2017 está dedicado a la obesidad por su incidencia sobre la enfermedad renal. La obesidad puede causar Enfermedad Renal Crónica de varias formas. Por un lado, puede contribuir indirectamente, induciendo o empeorando la diabetes y la hipertensión, ambas enfermedades bien conocidas como factores de riesgo para la enfermedad renal.

   Por otro lado, la obesidad podría también causar daño renal directamente, poniendo una carga indebidamente alta sobre los riñones y también causando cambios metabólicos dañinos como inflamación y oxidación.

    El 13,8 por ciento de la ERC en hombres y el 24,9 por ciento de la ERC en mujeres de países industrializados pueden estar asociados con sobrepeso u obesidad. La obesidad ha sido también reconocida como factor de riesgo para padecer cálculos renales, así como para varios tipos de cáncer como el cáncer renal. Las personas afectadas por obesidad, tienen un 83 por ciento más de riesgo de padecer ERC comparados con aquellas que tienen un peso saludable.

   La SEN quiera aprovechar la celebración del Día Mundial del Riñón para concienciar a la población de la necesidad de llevar una vida activa y una dieta 'renalsaludable'.

   Con ese motivo, ha convocado a través de redes sociales un concurso de 'selfies' bajo el título #Muevetuspies, con el que quiere sensibilizar a la población de la importancia de dedicar una hora de actividad física diaria, así como de una serie de hábitos alimenticios favorables para la salud de los riñones, como beber agua en cantidad suficiente, moderar el consumo de bebidas alcohólicas y gaseosas, tomar diariamente varias raciones de fruta y verdura, no abusar de la sal en la dieta o evitar en lo posible los alimentos procesados, además de tener precaución en el uso de determinados medicamentos que pueden dañar la función renal.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter