Ordenado por
Última actualización: 08/01/2013

La Fundación IMO ha participado en el Festival de la Infancia

Optometristas avisan de la importancia de intensificar las revisiones oculares en la infancia

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Optometristas han avisado de la importancia de intensificar las revisiones oculares en la infancia, debido a que, "muchas veces", existen problemas que pasan desapercibidos y cuyo tratamiento, antes de los 7 u 8 años, puede ser "crucial" para evitar que se conviertan en crónicos.

   En este sentido, la óptica optometrista del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), Laura González, ha recomendado a los padres, educadores y pediatras estar especialmente atentos a determinados síntomas como, por ejemplo, dificultad en la lectura, en las tareas escolares y dolores de cabeza recurrentes.

   De hecho, el 10 por ciento de los 1.144 niños revisados por la Fundación IMO en el Festival de la Infancia, celebrado en Barcelona del 27 de diciembre al 4 de enero, podría tener algún problema ocular. En concreto, los controles básicos de agudeza visual realizados por un equipo de ópticas optometristas del IMO han permitido detectar posibles problemas en un total de 116 niños que, en su práctica totalidad, no llevaban corrección óptica ni habían sido diagnosticados previamente.

   Y es que, el 44 por ciento de los problemas detectados han sido ambliopías. Así, 52 niños --el 4.5 por ciento del total de niños revisados-- podrían tener esta disfunción, que provoca lo que se conoce como 'ojo vago', y en 16 de los casos de ambliopía, se ha detectado además un problema refractivo asociado.

   En general, el principal problema refractivo que se ha detectado ha sido hipermetropía o dificultad para enfocar en la visión cercana (34 casos), seguido de astigmatismo o dificultad en la visión de lejos y de cerca (28 casos, ocho de los cuales combinados con algún otro defecto refractivo) y miopía (18 casos).

   También se han diagnosticado cinco casos de estrabismo (desviación ocular), que habían pasado inadvertidos a padres y educadores, y otros tres casos de diferentes patologías oculares, como opacidad corneal, anisocoria y un caso de espasmo acomodativo.

   Este es el segundo año que la Fundación IMO realiza estos controles en el Festival de la Infancia. El año pasado, un 4 por ciento de los 750 niños se sometieron a los controles levantaron sospechas de problemas oculares.

   "En los controles realizados en el Festival de la Infancia, se ha detectado un caso de un niño con hipermetropía no diagnosticada, que, según sus padres, se quejaba de cefaleas recurrentes, por lo que había pasado por manos del pediatra, del otorrino y del neurólogo, sin que encontraran el motivo de estos dolores", ha zanjado la experta.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies