24 de marzo: Día Mundial de la Tuberculosis

ONUSIDA pide medidas "audaces" para avanzar en los esfuerzos para erradicar la tuberculosis y el VIH en 2030

Tuberculosis
FLICKR/DAY DONALDSON - Archivo
Publicado 23/03/2018 14:08:53CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

ONUSIDA ha solicitado, con motivo de la celebración, este sábado, del Día Mundial de la Tuberculosis, medidas "audaces y sin precedentes" para avanzar en los esfuerzos para erradicar esta enfermedad y el sida en el año 2030.

Y es que, cada día 4.500 personas fallecen en el mundo como consecuencia de la tuberculosis, principal causa de fallecimiento en personas con VIH. "El mundo tiene los recursos para poner fin a las epidemias interconectadas de tuberculosis y VIH, pero faltan los compromisos políticos", ha dicho el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

Y es que, tal y como ha lamentado, actualmente existe un acceso desigual a los servicios para prevenir, diagnosticar y tratar tanto la tuberculosis como el VIH, por lo que ha subrayado la necesidad de fortalecer los sistemas de salud y la necesidad urgente de movilizar recursos en programación, investigación y desarrollo.

Del mismo modo, ha insitado a los socios de ONUSIDA a empoderar a las comunidades para exigir a los gobiernos mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; garantizar la promoción de los servicios sanitarios y sociales, especialmente a los niños y a los ciudadanos de poblaciones pobres; concienciar a los ministros de economía que la salud es una inversión y no un gasto; y acelerar el desarrollo de nuevas estrategias para prevenir y tratar ambas enfermedades.

"Acabar con las epidemias mundiales de tuberculosis y VIH es posible. El VIH se puede prevenir y hay un tratamiento eficaz y asequible disponible. La tuberculosis es prevenible, tratable y en la mayoría de los casos curable. Se han logrado avances: las muertes por tuberculosis entre las personas que viven con el VIH disminuyeron en un 33 por ciento entre 2005 y 2015 a medida que la prevención, las pruebas y el tratamiento han mejorado y aumentado. Sin embargo, todavía hay mucho más trabajo por hacer", ha dicho Sidibé.

En septiembre de 2018, los líderes mundiales se reunirán en las Naciones Unidas para la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis. Una reunión que, a juicio del experto, será una oportunidad para que los países adopten una declaración política "progresiva, visionaria y accionable" sobre la tuberculosis.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.