Las nuevas técnicas de imagen permiten diagnosticar antes algunos cánceres antes de presentar síntomas

Radiografía de columna vertebral, escoliosis, huesos
PIXABAY
Publicado 23/05/2018 14:28:15CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Gracias a la aplicación de una serie de nuevos biomarcadores
de imagen, "hoy ya se pueden identificar algunos de los cánceres más habituales, como los de próstata o colon, incluso en un estado incipiente, y antes de que presenten signos físicos relevantes", según el presidente del Comité Científico del Congreso de la Sociedad
Española de Radiología Médica (SERAM), Joan Carles Vilanova, que se celebra esta semana en Pamplona.

Tal como ha destacado el presidente de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), Ángel Gayete, "el uso de estas nuevas tecnologías permite a los radiólogos obtener una mejor información sobre la enfermedad del paciente y, de este modo, prestarle una atención mejor y más personalizada, tanto en lo que respecta al diagnóstico de su enfermedad, como a su tratamiento y monitorización de la respuesta".

Analizando una imagen obtenida mediante resonancia magnética, por ejemplo, "los radiólogos podemos detectar cambios biológicos y movimientos microscópicos de las moléculas de agua que demuestran que existe un tumor, aunque no pueda verse de manera específica en la
prueba".

Esto permite, según Vilanova, "iniciar antes los tratamientos y realizar un seguimiento exhaustivo de sus resultados para, si es preciso, adaptarlos al paciente en una medicina personalizada".

Los biomarcadores de imagen son indicadores que permiten extraer información de distintas características biológicas a partir de las imágenes médicas adquiridas con técnicas como la resonancia magnética o la tomografía computarizada. Con la imagen, por ejemplo, se puede
saber si una próstata presenta un crecimiento de células cancerosas a nivel microscópico, lo que puede ser un precursor del tumor.

EL RADIÓLOGO, "ARQUITECTO" DE LA IMPRESIÓN EN 3D

Entre los temas tratados en el Congreso también se encuentran las nuevas aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la radiología, que permitirán a los radiólogos disponer de un gran volumen de datos que hasta ahora estaban ocultos.

Según el vicepresidente de la SERAM, Pablo Valdés, "el análisis de estos datos por parte de los radiólogos, que se conoce como radiómica,
se pretende que ofrezca en un futuro la posibilidad de obtener diagnósticos específicos a partir de imágenes radiológicas; es decir, lo que hasta ahora necesita de un análisis directo mediante biopsias de tejidos humanos podría llegar a ser diagnosticado a partir de esos datos ocultos en las imágenes, acercándonos más a una medicina totalmente personalizada".

Otro de los temas que ocupará a los radiólogos españoles es el uso de la impresión en 3D en la práctica médica, un aspecto que, según el doctor Vilanova, "aportará importantes beneficios, tanto en el ámbito de la atención médica como en el de la formación".

La posibilidad de obtener modelos de los órganos humanos afectados por distintas enfermedades o que van a ser intervenidos mediante cirugía ofrece, según los expertos, una información única no solo para el médico, sino también para los estudiantes y para los propios pacientes, que pueden entender mejor su patología explicada sobre un modelo en 3D.

En este sentido, Vilanova ha recordado que el radiólogo es el responsable de planificar y preparar la imagen obtenida en TC o resonancia magnética que se va a imprimir en 3D. Por decirlo en palabras sencillas, "es el arquitecto que prepara la imagen a partir de la cual se va a realizar la impresión del órgano del paciente".