Reunión anual del GETH y la SEHH

Una modalidad de trasplante de médula ósea permite disponer más rápidamente de un donante compatible

Carlos Solano
SEHH
Publicado 09/03/2017 13:28:28CET

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una modalidad de trasplante de médula ósea permite disponer más rápidamente de un donante compatible, tal y como se ha puesto de manifiesto en una reunión anual del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

"Una modalidad de TPH que se realiza cada vez con más frecuencia y que presenta buenos resultados a corto y medio plazo. En este tipo de trasplante, el donante es compatible con el receptor solo en un 50 por ciento, por lo que constituye una alternativa a tener en cuenta para aquellos pacientes que carecen de un donante emparentado o no emparentado, con una compatibilidad aceptable, o que necesitan recibir el trasplante de forma urgente", ha explicado el presidente del GETH, Carlos Solano.

De hecho, prosigue, los resultados son "tan positivos" en algunas enfermedades que, incluso disponiendo de un hermano HLA idéntico, se prefiere realizar un trasplante haploidéntico. Y es que, la principal ventaja de este procedimiento es la "rápida" disponibilidad de un donante para la gran mayoría de los pacientes que lo necesitan. Por el momento, el "mayor inconveniente" es la no disposición de resultados a largo plazo en comparación con los otros tipos de TPH.

"Cada día se tienen más datos que apuntan que los microbios que colonizan el organismo humano sin causar enfermedad (la microbiota) condicionan la respuesta a infecciones y, dependiendo de su composición, facilita o dificulta distintas enfermedades, entre las que se incluyen las autoinmunes", ha explicado el doctor Solano.

COMPOSICIÓN DE MICROBIOTA Y COMPLICACIONES POST-TRASPLANTE

En el caso concreto de los trasplantes de médula ósea, se ha observado una relación entre la composición de la microbiota y el desarrollo de ciertas complicaciones post-trasplante, como la enfermedad de injerto contra huésped (EICH), y en el futuro podrá modificarse para evitar dichas complicaciones.

Asimismo, durante el encuentro se ha analizado también la EICH crónica, una de las complicaciones más frecuentes del TPH alogénico. "Aunque este cáncer hematológico tiene generalmente un curso clínico indolente, hay pacientes que recaen o que no responden al tratamiento inicial y tienen un mal pronóstico. En muchos casos se puede controlar la enfermedad con los nuevos fármacos disponibles, pero hay situaciones en las que se requiere un TPH para eliminar completamente el linfoma", ha explicado el presidente de la Sociedad Europea de Trasplante de Médula Ósea, Mohamad Mohty.


Finalmente, Solano ha destacado lo conseguido hasta ahora gracias al Plan Nacional de Médula Ósea, del que forma parte la SEHH. Y es que, en solo tres años se ha duplicado el número de donantes de médula en España, superando ya los 270.000 en todo el territorio nacional.

"Es más importante mantener un ritmo constante de incorporaciones al Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) que conseguir un pico muy grande de donantes que, en ocasiones, genera dificultades de cara a su procesamiento", ha zanjado.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter