El método 'piel con piel' ofrece "más opciones de éxito" a neonatos con respiración asistida

Padres realizando el método canguro con dos bebés en el Hospital Joan XXIII
HOSPITAL JOAN XXIII
Publicado 16/05/2018 10:40:30CET

   BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   El método canguro, que consiste en poner al neonato en contacto con la piel de los padres, mejora las funciones fisiológicas de neonatos prematuros o con problemas de salud, y el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha constatado que da "más opciones de éxito" a bebés a los que tienen que retirar la intubación para la respiración asistida.

   "Cuando no pueden estar en el útero, el mejor sitio es la piel de los padres, porque es donde están más protegidos. Respiran mejor, hacen mejor la digestión y mantienen mejor la temperatura corporal", ha explicado en declaraciones a Europa Press la enfermera formadora del método canguro en este centro, Estrella Gargallo, con motivo del Día internacional del método.

   Ha detallado que la introducción del método 'piel con piel' ha sido progresiva en la unidad de Neonatología, donde se inició hace 15 años, y tras constatar que era la mejor opción en bebés de menos de 27 semanas, se ha convertido en "el estándar de cuidados de la unidad".

   "Es el hecho diferencial que hace que todos los cuidados que necesitan tengan mejor resultado", y ha añadido que aunque es especialmente adecuado para los bebés vulnerables, también lo es para los que han nacido a término, ya que les ofrece también estímulos como el olor de la piel de la madre, y en contacto con ésta aprenden a amamantar y alimentarse.

SIN PELIGRO DE SOBREDOSIS

   Ha añadido que la función de los profesionales en estas unidades es fomentar esta unión: "No hay peligro de sobredosis, cuanto más, mejor", aunque se encuentran con una limitación estructural --tienen 25 camas de cuidados intensivos, 20 de intermedios y 24 de hospitalización--, que quieren resolver con la construcción de un nuevo espacio para la que recaudan fondos.

   Las unidades de neonatología eran tradicionalmente sitios cerrados a los padres, restringidos: "Cuando se crearon las unidades, no se crearon para cuidar familias", como realizan actualmente, ha reflexionado.

   En España, fue pionera la unidad neonatal del Hospital Joan XXIII de Tarragona ofreciendo este método desde 1994, pero se trata de una técnica surgida en Colombia en la década del 1970, cuando la superpoblación provocó una falta importante de material y personal sanitario que varios bebés tenían que compartir incubadoras, ha explicado en un comunicado el Hospital Joan XXIII.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.