Para garantizar la equidad

IDIS pide una normativa para definir de forma clara el perfil de beneficiarios de cuidados sociosanitarios intermedios

Demencia, dependencia, vejez
UEX
Publicado 09/05/2017 16:47:43CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

EL Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) ha destacado la necesidad de realizar un desarrollo normativo que defina, "de forma clara", el perfil de beneficiarios de los cuidados sociosanitarios intermedios, así como la cartera de servicios, las bases del modelo asistencial y las necesidades de formación.

De esta manera, a juicio de la organización, se garantizaría la equidad de los cuidados intermedios en todo el territorio y se adaptaría el modelo asistencial a los nuevos retos demográficos y sociales.

Se trata de una de las cinco medidas que la Fundación IDIS ha propuesto para el desarrollo de los cuidados sociosanitarios intermedios en personas dependientes. "Teniendo en cuenta los problemas derivados de la demanda incremental y los recursos disponibles, es necesario realizar propuestas realistas y acordes a la situación en la que se encuentra sumido el sector de los cuidados sociosanitarios intermedios, propuestas y estrategias sustentadas en datos objetivos que permitan un análisis riguroso de la situación", ha comentado el director general de la Fundación IDIS, Manuel Vilches.

El objetivo prioritario es dotar a los ciudadanos del mejor sistema sanitario y socio-sanitario posible, con los mejores resultados de salud basados en calidad y eficiencia, aprovechando todos los recursos disponibles. Por ello, el informe 'El reto de los cuidados sociosanitarios intermedios: Mapa de recursos y propuestas de futuro', desarrollado por la organización, en colaboración con la Fundación Edad&Vida, propone un paquete de cinco medidas para el desarrollo de los cuidados sociosanitarios intermedios.

A su entender, es necesario establecer los cuidados sociosanitarios intermedios con una adecuada dotación de personal sanitario especializado como una prioridad política, ya no solo a nivel regional como se ha hecho hasta ahora, sino a nivel nacional. Los principales argumentos para ello radican en la contención de la demanda en la hospitalización de agudos y el desarrollo de un modelo de atención mucho más adecuado y eficaz para los pacientes.

"Los expertos coinciden en señalar que la creación de camas de agudos no es la solución más sostenible. Sin embargo, la creación de plazas y aumento de la oferta de los cuidados sociosanitarios (CSIs) intermedios sí ofrece una alternativa de menor coste y adaptada a las necesidades reales de la población. De esta forma, si aumenta la oferta de CSIs con una dotación adecuada de equipos especializados, se liberarán camas de agudos por un lado, y se cubrirán necesidades específicas, por otro. Todo ello con un menor coste para el sistema", ha apuntado Vilches.

SISTEMA DE ACREDITACIÓN DE CENTROS

Por otro lado, ha abogado por desarrollar un sistema de acreditación de centros para asegurar la calidad de los servicios, adecuar la regulación y aumentar la visibilidad de los cuidados socio-sanitarios intermedios entre los usuarios.

De hecho, tal y como recoge la Propuesta de Estrategia y Coordinación Socio-Sanitaria, la existencia de un sistema de acreditación y autorización requiere de tres factores: un documento conjunto que reúna normas, características, necesidades y protocolos de actuación que deben cumplirse; un grupo de trabajo de técnicos de sanidad y servicios sociales para asesorar, supervisar, orientar y servir en la práctica a los posibles interesados y un órgano directivo conjunto de sanidad y servicios sociales con capacidad de acreditar la puesta en marcha de servicios, centros y unidades y garantizar la financiación de la misma.

Asimismo, la Fundación ha solicitado adaptar el desarrollo de la oferta en cada comunidad autónoma a los recursos ya disponibles en cada una de ellas. La existencia de una amplia gama de recursos en cada comunidad permite multitud de opciones adecuadas para el desarrollo de la oferta socio-sanitaria.

Y es que, aunque cree que algunos territorios pueden aprovechar los recursos ya existentes (bien en centros de media y larga estancia u hospitalización a domicilio), avisa de que otras comunidades deberían aumentar necesariamente la capacidad mediante la creación de nuevas plazas para este tipo de pacientes.

Finalmente, ha abogado por adoptar una bolsa única de trabajo para sanidad y dependencia y un sistema de pago por actividad adecuado y razonable, incentivando la transición del hospital de agudos a los cuidados intermedios es otra de las propuestas de futuro.

De esta manera, tal y como ha explicado la organización, se garantizaría y maximizaría la eficiencia de los cuidados y se favorecería la financiación de modelos de cuidados socio-sanitarios intermedios centrados en las personas y no exclusivamente en el tipo de recursos (centros socio-sanitarios intermedios, residencias acreditadas o atención domiciliaria).

"Parece indiscutible pensar, por tanto, que desarrollar estas propuestas es el mejor camino hacia la mejora de la calidad de la atención, la mayor satisfacción del paciente, la contención de la demanda en hospitales de agudos y la mayor eficiencia del sistema. Sin duda, la apuesta por los cuidados sociosanitarios intermedios es trabajar por la mejora a corto plazo del sistema sanitario y social y garantizar así el derecho de las personas a una atención sociosanitaria equitativa, de calidad, basada en indicadores y resultados de salud", ha zanjado Vilches.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter