AFECTA A CERCA DE 200.000 ESPAÑOLES

Gastroenterólogos reclaman más unidades clínicas que mejoren la vida de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal

Actualizado 14/10/2016 15:03:09 CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Aunque en España cada vez hay más unidades clínicas integrales los hospitales españoles para tratar a los pacientes con en enfermedad inflamatoria intestinal, y existe una mejor coordinación entre estos equipos multidisciplinares, el presidente de Grupo Español de Trabajo en enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, el doctor Javier Gisbert, ha reclamado más unidades para mejorar la vida de estos pacientes.

"El objetivo es ofrecer al paciente un seguimiento más estrecho y por tanto, una atención asistencial global que minimice el impacto de la enfermedad y mejore su pronóstico", ha añadido este experto, quien es además jefe de la Unidad de Atención Integral al Paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), durante la XXVII Reunión Nacional del GETECCU, celebrada recientemente.

   El encuentro, que ha contado con 400 especialistas en enfermedad inflamatoria intestinal (EII), ha tenido como uno de sus ejes principales la importancia de la puesta en marcha y acreditación de unidades integrales para estos pacientes. Asimismo, ha servido como una puesta al día de los estudios en marcha en el seno del grupo, la presentación de nuevos trabajos, el posicionamiento de GETECCU en aspectos de interés para la práctica clínica, o la concesión de las becas de investigación de GETECCU.

   Esta reunión es un importante foro de discusión e investigación que pretende ser referente dentro del área de EII, tanto a nivel nacional como internacional, además de contar con una clara función docente y social, de apoyo a los pacientes y los profesionales", ha señalado el doctor y responsable de comunicación de GETECCU y gastroenterólogo del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Santiago García.

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO PRECOZ

   La EII comprende un grupo de trastornos inflamatorios crónicos de causa desconocida que afectan al aparato gastrointestinal, y que engloba dos enfermedades: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Ambas se caracterizan por la aparición de una inflamación repetitiva del intestino delgado y/o grueso, lo que puede producir diferentes manifestaciones clínicas, como el dolor abdominal, la diarrea o la aparición de sangre con las heces.

  En las primeras fases de presentación, algunos rasgos característicos de la EII pueden llegar a confundirse con otras patologías gastrointestinales. Por este motivo, el diagnóstico temprano cobra una especial importancia, ya que supone la elección de una estrategia terapéutica de forma más eficaz y facilita un control más estrecho de esta patología, que cursa por brotes de actividad.

   En este sentido, la calprotectina fecal supone un marcador muy útil para medir la inflamación intestinal en estos pacientes. Se trata de una técnica no invasiva, rápida y sencilla, que ha demostrado su validez en el manejo de la EII, incluso en la anticipación de reactivaciones de la enfermedad. De hecho, GETECCU está elaborando unas recomendaciones de uso de la calprotectina fecal para la práctica clínica, homogenizando su utilización.

   Con frecuencia los pacientes presentan además manifestaciones extraintestinales, que afectan significativamente a su calidad de vida. Aparecen entre el 10 por ciento y el 50 por ciento de los pacientes. Las más frecuentes son las articulares y dermatológicas, aunque en menor medida, a veces también involucran a otros órganos como los ojos o el hígado. Esta particularidad supone un reto para los especialistas ya que la EII precisa de un abordaje multidisciplinar entre diversos profesionales como cirujanos, enfermeras, radiólogos, nutricionistas y médicos de otras especialidades.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter