¿Por qué faltan médicos del trabajo en España?

MÉDICO
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PABLO_K
Publicado 17/04/2018 9:17:30CET

   MADRID, 17 Abr. (EDIZIONES) -

   La medicina del trabajo es una especialidad como el resto de especialidades médicas cuya formación se adquiere a través del programa de formación de residentes MIR. En España, desde hace varios años, hay déficit de médicos del trabajo. ¿Por qué?

   En concreto, la función de estos facultativos consiste en "promover, vigilar y proteger la salud en el trabajo" de las personas, porque en el trabajo hay una serie de riesgos de tipo físico, químico, o de tipo mental.

   "Esos riesgos producen una serie de enfermedades y daños relacionados con el trabajo. La especialidad se centra en eso, son expertos en enfermedades que pueden producir los riesgos laborales. Su función es prevenirlos, proteger al trabajador y vigilar que su salud no se vea afectada por esos riesgos", explica en una entrevista con Infosalus Guillermo Soriano, médico del trabajo y responsable del área de medicina del trabajo en Wellness by Work en SGS.

   Al mismo tiempo, Soriano indica que puede haber algún trabajador que por su estado biológico sea más susceptible a los riesgos que comporta un determinado trabajo, y entonces en esta especialidad también se valora si un trabajador tiene algún tipo de enfermedad que se pueda ver agravada si se expone a algún tipo de riesgo que comprometa su puesto de trabajo.

   Soriano, que representa a asociaciones de servicio de prevención ajeno (ANEPA y ASPA), indica que los médicos del trabajo también llevan a cabo una asistencia sanitaria como médicos que son, e incluso, en algún caso, desarrollan actividades de rehabilitación, el tratamiento de enfermedades, o la valoración del daño corporal.

¿POR QUÉ HAY DÉFICIT?

   Según resalta, el propio Ministerio de Sanidad, en un informe de 2011 "reconoció que había déficit en médicos del trabajo". "Sin embargo, en contraposición al informe del ministerio, tanto en médicos de familia, donde también se preveía un déficit, como en la medicina del trabajo, en ambas disciplinas son las posibilidades que más plazas han perdido del MIR desde 2010", advierte.

   En concreto, precisa que en medicina del trabajo "se han dejado de ofertar más de 450 plazas entre 2010 hasta 2018". Además, explica que una de las causas de que la medicina del trabajo tenga esta carencia de oferta formativa es que tiene una vía de financiación diferente al resto de especialidades, y "como no está garantizada pues hay muchos médicos que no se atreven a escogerla ante la incertidumbre de que después puedan acabarla".

   También indica que la medicina del trabajo en sí está regulada por una normativa, que cambió en 1997, y a partir de entonces ya no sólo debían contar con un médico de trabajo las empresas de más de 100 trabajadores, sino que se hace universal, todos los trabajadores tienen derecho a un médico del trabajo.

   "Como en España las mayor parte de empresas son pymes hubo un problema grave y hay déficit importante de estos médicos. Entonces, el ministerio sacó el programa MESTOS, por el que se homologaba a médicos no especialistas que cumplieran unos requisitos en cualquier especialidad, que ya trabajaban sin el título en las empresas. Se les concedió el titulo de medicina del trabajo. Pero esto no creo más plazas sino que regularizó plazas", aclara Soriano.

   Además, lamenta que la carencia de médicos del trabajo se ha agudizado en estos años porque los que se jubilan no se reponen con las plazas de MIR. Por ello, desde las asociaciones de prevención de riesgo laboral piden también que se aumenten las plazas del MIR a las necesidades reales.

   "Según las asociaciones científicas del país y la Comisión nacional de la especialidad y la Asociación española de médicos del trabajo, se estima que hay 4000 médicos en activo y la población laboral es de 18 millones de trabajadores en activo, sale un médico por cada cinco mil trabajadores. Entonces no se cumple la normativa de prevención", añade.

   Por otro lado, reclama que en la carrera de Medicina se incluya una asignatura de Medicina del trabajo para que esta especialidad sea conocida por los propios médicos, dado el desconocimiento entre los propios profesionales sanitarios.

   "Es más barato prevenir enfermedades que no curarlas. La medicina preventiva es de las más importantes porque sobre una población de 42 millones de personas se incide sobre 18 millones de personas. Es una especialidad con mucho futuro aunque el presente no es el mejor", aclara Soriano.

   Además, celebra que en países del entorno, como Francia o Alemania, la medicina del trabajo sea una especialidad muy valorada, por lo que hay muchos médicos del trabajo formados en España que se marchan a esos países a trabajar.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.