Contador

Expertos ven que nuevos tratamientos mejoran la calidad de vida de afectados por hemofilia B

Ponencia de la Dra. E. Santagostino
JUAN MANUEL PENA
Publicado 02/06/2017 17:54:29CET

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una treintena de especialistas en el campo de la hemofilia reunidos en el simposio 'Nuevos retos en hemofilia' han destacado el cambio de paradigma con la irrupción de terapias que mejoran notablemente la calidad de vida en los pacientes afectados por hemofilia B.

El simposio, que ha tenido lugar este viernes en el Parador de Alcalá de Henares organizado por CSL Behring, ha contado con la presencia, entre otros, del jefe del Departamento de Hematología del Hospital Universitario La Paz, Víctor Jiménez-Yuste, y la especialista en Medicina Interna y Hematología de Vall d'Hebron, Carme Altisent.

La hemofilia es un trastorno hemorrágico congénito, que actualmente afecta a cerca de 3.000 personas en España y que se caracteriza por la aparición de hemorragias internas o externas debidas a un déficit en los factores de coagulación VIII o IX que participan en el proceso de coagulación de la sangre.

Jiménez-Yuste ha asegurado que la llegada de nuevos tratamientos permitirá espaciar las infusiones intravenosas, lo que supondrá una "mejora importantísima" en la calidad de vida de los pacientes, en un aumento de los niveles valle y en una mejora de los episodios hemorrágicos.

En cuanto al futuro del tratamiento de la hemofilia, Altisent ha considerado que se está "en un momento histórico" con la participación en programas para el desarrollo de nuevos tratamientos que permiten controlar no solo el sangrado, sino conseguir sangrado cero en el paciente con hemofilia.

"Por esta trayectoria, creo que los futuros tratamientos serán muy novedosos, seguros y eficaces", ha remarcado Altisent.

El simposio coincide con el lanzamiento de un tratamiento innovador de acción prolongada pra los pacientes con hemofilia B, desarrollado por CSL Behring, que une el factor de coagulación IX recombinante con la albúmina recombinante.

Según los ensayos clínicos, una única administración de este tratamiento mantiene unos niveles de actividad del factor IX por encima del 5% durante más de 14 días en la mayoría de los pacientes en profilaxis, lo que supone una tasa anualizada de hemorragias espontáneas de cero, con lo cual pueden pasar hasta 14 días entre infusiones.

La doctora del Hospital Universitario La Paz María Teresa Álvarez ha afirmado que el tratamiento profiláctico previene el desarrollo de artropatía en los pacientes con hemofilia grave y permite disminuir el número de infusiones intravenosas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter