Expertos españoles colaboran en la nueva clasificación de enfermedades periodontales y periimplantarias

Nueva clasificación de enfermedades periodontales y periimplantarias
SEPA
Publicado 16/04/2018 12:03:11CET

Se cataloga a la periodontitis en estadios y grados, y desaparecen los conceptos de periodontitis agresiva y periodontitis crónica

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La clasificación de las enfermedades periodontales y periimplantarias se ha renovado después de casi dos décadas para incorporar importantes novedades, entre ellas: la catalogación de la periodontitis en estadios y grados, siguiendo la senda cogida en el caso de las enfermedades oncológicas, y la desaparición de los conceptos de periodontitis agresiva y periodontitis crónica.

En una sesión celebrada en el marco del Congreso de la Periodoncia y la Salud Bucal, que se ha reunido a más de 5.000 profesionales en FIBES Sevilla, se han dado cita un elenco de expertos internacionales, avanzando en primicia algunas de la aportaciones más relevantes que ofrece la nueva clasificación de enfermedades periodontales y periimplantarias.

Los detalles al completo de esta clasificación se conocerán el 22 de junio en el congreso que celebra la Federación Europea de Periodoncia en Amsterdam, EuroPerio9.

La magíster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Elena Figuero ha explicado que esta nueva clasificación objetiva va a permitir a todos los profesionales diagnosticar a los pacientes de una forma "más protocolizada, al tener diferentes apartados claros, específicos y objetivos que permiten definir la situación de la enfermedad".

AMPLIO CONSENSO

La trascendencia y novedad de esta nueva clasificación radica,
fundamentalmente, en el hecho de que cuenta con un amplio consenso. Por primera vez, las dos organizaciones científicas más importantes del mundo en el ámbito periodontal, la Federación Europea de Periodoncia (EFP, en sus siglas en inglés) y la Academia Americana de Periodoncia (AAP) organizaron una reunión para desarrollar y aprobar una clasificación que fuese realmente global y que se implementase en todo el mundo.

"Es evidente que la ciencia no tiene fronteras y que el acceso a la información es universal, pero todas las profesiones sanitarias necesitan directrices para implementar los conocimientos científicos y aplicarlos eficazmente en el manejo de la salud de la población, en este caso la salud de los tejidos periodontales y periimplantarios", detalla
Mariano Sanz, catedrático de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los expertos principales implicados en el desarrollo de esta nueva clasificación.

A juicio de los expertos, esta clasificación viene a cubrir un importante déficit, sobre todo porque la más ampliamente utilizada en la actualidad databa de 1999 y se había realizado bajo el auspicio de una única organización científica, la Academia Americana de Periodoncia.

Para Sanz, la anterior no había sido adaptada a los conocimientos científicos surgidos en los últimos 18 años y carecía de la legitimación a nivel global.

NOVEDADES E IMPLICACIONES

Como principal novedad, la nueva clasificación cataloga a la periodontitis en estadios y grados. Desaparecen los conceptos de periodontitis agresiva y periodontitis crónica, y se pasa a hablar de la periodontitis como una única enfermedad.

Aunque se considera a la periodontitis como una única entidad, ésta se clasifica en estadios dependiendo de su severidad y la complejidad de su tratamiento, y también distingue grados de acuerdo a su agresividad y a los factores de riesgo que puede presentar el paciente.

En concreto, detalla Figuero, la periodontitis
se clasifica en cuatro estadios y en tres grados. "La nueva clasificación no sólo cubre todas las enfermedades periodontales y
periimplantarias, sino también condiciones clínicas que se asocian a distintas enfermedades y que son frecuentemente tratadas en la práctica clínica (como, por ejemplo, los abscesos periodontales)", remarca la doctora.

Además, se introduce el epígrafe de enfermedades periimplantarias, definiéndose dentro de ellas de forma precisa a la mucositis periimplantaria y a la periimplantitis.

SIMILAR A LA CLASIFICACIÓN DE ONCOLOGÍA

Como resalta Mariano Sanz, se ha apostado por un enfoque de clasificación similar al que se utiliza en Oncología, donde la definición en estadios permite conocer inmediatamente el grado de severidad y complejidad, y los grados denotan la agresividad de la enfermedad o la debilidad del paciente que sufre la enfermedad.

Aparte de la utilidad investigadora que puede tener esta nueva clasificación, se considera que va a tener positivas repercusiones en el manejo clínico de los pacientes.

A juicio del Sanz, esta clasificación permite una comunicación "mucho más transparente y eficaz" entre el profesional y el paciente, ya que se podrá transmitir más fácilmente el tipo de tratamiento necesario para cada estadio de la enfermedad y las pautas preventivas más o menos estrictas (dependiendo del grado de enfermedad).

Además, señala Figuero, resuelve un problema habitual en la
práctica clínica: "Ante la dificultad de diagnosticar a ciertos pacientes, especialmente cuando teníamos que distinguir entre la periodontitis agresiva y la crónica".