En el XV Congreso de la Sociedad Española del Dolor

Un experto reivindica que la sanidad privada "carece de listas de espera" en el tratamiento del dolor

Congreso de la Sociedad Española del Dolor
SOCIEDAD ESPAÑOLA DEL DOLOR
Publicado 25/05/2018 16:51:08CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Las listas de espera para el tratamiento del dolor no son un problema en la sanidad privada en España, pero sí en el sector público, según ha señalado el doctor Juan Francisco Mulero, coordinador de la Unidad de Dolor del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena, durane la ponencia 'Tratamiento del dolor en la práctica clínica privada' en la XV edición del Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED).

Así, Mulero ha subrayado que en el Sistema Nacional de Salud (SNS) "un problema común" en la asistencia en dolor es la generación de listas de espera, "que llegan a ser importantes para que los pacientes con dolor crónico puedan ser vistos en primera visita o acceder al intervencionismo en Unidades de Dolor". En cambio, ha asegurado, actualmente en la sanidad privada las listas de espera "no son un problema".

En la sanidad pública, ha incidido el doctor Mulero, "otro problema es que los criterios de gestión que se utilizan conducen a la despersonalización de la atención, lo cual, en muchas ocasiones, puede generar desconfianza en los pacientes".

Sin embargo, a pesar de las listas de espera y de la despersonalización, ha puntualizado que en la sanidad pública española las prestaciones farmacológicas y tecnológicas son "bastante buenas en general", y en el ámbito hospitalario el acceso a la multidisciplinariedad "puede ser más factible y ágil en los casos más graves que requieran una atención coordinada más urgente".

Si bien en la actualidad en España el tratamiento del dolor no es una especialidad médica reconocida por la Comisión Nacional de Especialidades, el doctor considera que se están produciendo "los comienzos de una nueva especialidad que realmente tiene criterios y fundamentos para existir, teniendo en cuenta que el tratamiento del dolor es mucho más complejo que poner una pastilla o realizar una determinada técnica invasiva para conseguir completa y duradera analgesia".

En este sentido, ha enfatizado que el paciente con dolor crónico y su entorno sufren una "compleja situación vital" en la que son muchos los aspectos que hay afectados, y a la hora de buscar una solución efectiva, la multidisciplinariedad es "clave" para conseguir el objetivo. "El mejor resultado será siempre el que se consiga personalizando cada tratamiento asociando no sólo recursos farmacológicos e intervencionistas, sino también rehabilitadores, psico-emocionales o laborales", ha recalcado.

FALTA DE ESPECIALISTAS

Otro problema que a juicio del especialita afecta tanto a la sanidad pública como a la privada en lo relativo al tratamiento del dolor crónico es la "escasez de especialistas adecuadamente formados dispuestos a realizar esta función".

El doctor Mulero también se ha referido a la necesidad de conseguir "igualdad" en los ámbitos privado y público respecto a la calidad formativa de los profesionales, en cuanto a la enseñanza en el manejo del dolor haciendo especial hincapié a nivel de pregrado, en la universidad, para que se convierta en una "base sólida de conocimiento" en todas las especialidades médicas, y también a nivel de postgrado, consiguiendo que se establezca como "una especialidad reconocida con un programa formativo específico más amplio del actual, que consiste principalmente en cursos y másteres de capacitación".

En la misma línea, ha asegurado que "es misión" del SNS establecer unos estándares asistenciales y estructurales en las Unidades de Dolor en sus diferentes niveles de capacitación, que "aseguren una calidad óptima, tanto en la medicina pública como en la privada". Por último, ha recordado que en 2011 el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, publicó un documento titulado 'Unidad de Tratamiento del Dolor. Estándares y Recomendaciones de Calidad y Seguridad', "pero solamente con carácter informativo y no normativo".

El acto de inauguración del Congreso ha contado con la presencia de Patricia Gómez, consejera de Salud de las Islas Baleares. En su discruso, ha destacado que abordar el tratamiento del dolor es "uno de los principales retos sanitarios". "Todos los profesionales que trabajamos por la salud de las personas sentimos preocupación por abordar el tratamiento con una mirada integral y nos ocupamos de ello", ha comentado.

Por otra parte, ha añadido que jornadas y encuentros como los integrados en el Congreso de la Sociedad Española del Dolor suponen compartir "conocimiento y generar sabiduría para avanzar en el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas, puesto que todo el mundo en algún momento de sus vidas tendrá que afrontar el dolor con mayor o menor intensidad".

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.