Con la colaboración de Bial y Eisai

Experto de la Fundación Jiménez Díaz publica el libro 'Afrontando la epilepsia' con información de la enfermedad

Dr. Jose Serratosa
BIAL
Actualizado 07/10/2014 0:03:18 CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El jefe del servicio de Neurología de la Fundación Jiménez Díaz, José Serratosa, ha publicado, junto a su equipo, el libro 'Afrontando la epilepsia', un manual que informa sobra la enfermedad, explica sus causas y síntomas y responde a las dudas que "frecuentemente" tienen los pacientes, ofreciendo consejos para facilitar su día a día. La obra ha contado con la colaboración de Bial y Eisai.

"Hay que apoyar los proyectos que aportan información actualizada y contrastada ya que es necesario acabar con los falsos mitos que rodean a la epilepsia y que muchas veces nos trasmiten las series de televisión o el cine", ha comentado la presidenta de Purple Day España, Barbara Nicol.

Y es que, tanto profesionales sanitarios como los pacientes de epilepsia consideran que uno de los aspectos más importantes es mejorar la calidad de vida del paciente, para lo que es imprescindible controlar las crisis.

En este sentido, un elevado porcentaje de pacientes lleva una vida completamente normal aunque tengan que tomar medicación y, sin embargo, algunos pacientes, sobre todo aquellos que tienen crisis frecuentes que no se controlan con medicamentos, pueden presentar problemática social y laboral.

Respecto a la edad de diagnóstico, Serratosa ha subrayado que es "más frecuente" en niños porque es cuando se manifiestan las alteraciones genéticas y en personas mayores por la incidencia de problemas vasculares pueden producir lesiones que propicien una crisis de epilepsia.

De hecho, según ha recordado un 10 por ciento de la población que alcance los 80 años sufrirá una crisis de epilepsia en algún momento de su vida. No obstante, ha matizado que esto no implica que la persona sea epiléptica, sino que se considera como una crisis secundaria pero hay que saber cómo actuar y cómo manejarlo.

"El 70 por ciento de los pacientes responde correctamente al tratamiento. Si las crisis están bien controladas y la medicación se tolera bien, no suele haber repercusiones importantes sobre la calidad de vida. Sin embargo, la epilepsia resistente a fármacos se asocia a una mala calidad de vida por las crisis en sí y la problemática asociada (cognitiva, psiquiátrica, social y laboral)", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter