¿Cómo evitar lesiones durante una procesión? Consejos para costaleros en Semana Santa

Costaleros, Semana Santa
FLCKR
Publicado 23/03/2018 15:05:36CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) ha señalado que los costaleros, responsables de cargar los pasos de Semana Santa, menores de 21 años y mayores de 45 años tienen más probabilidad de sufrir lesiones, ya que soportan "una media de 35 kilos por procesión".

Por ellos, los fisioterapeutas les han recomendado "realizar una preparación previa y progresiva", en palabras de su presidente José Santos, quien ha hecho hincapié en hacer un buen calentamiento antes de iniciar la marcha.

Los problemas de rodilla o tobillo, las lumbalgias, hernias, esguinces de rodilla o tobillo o roturas de menisco, son algunas de las lesiones más frecuentes a las que se enfrentan los costaleros durante esta época del año en la que "se incrementa el esfuerzo físico de manera exponencial en poco tiempo y que muchas veces están producidas por una mala distribución bajo el paso".

MANTENER "LA CABEZA ERGUIDA Y MIRAR AL FRENTE", CLAVE PARA EVITAR LESIONES

En este sentido, y para evitar sufrir lesiones durante estos días, los fisioterapeutas madrileños recomiendan acudir a un profesional sanitario antes y después de Semana Santa pues, tal y como ha detallado José Santos, "en Semana Santa, los costalero realizan un esfuerzo eventual y debe prepararse con tiempo suficiente para evitar posibles lesiones. Tres meses antes de las procesiones es el tiempo recomendado para comenzar a prepararse para un esfuerzo en el que la prevención es clave".

Durante la marcha "es fundamental que los costaleros mantengan la cabeza erguida y la mirada al frente" para prevenir posibles lesiones en el cuello, así como contraer la musculatura abdominal y lumbar y mantener una postura correcta con el tronco erguido y la espalda recta.

Además, según ha explicado José Santos, "se debe pisar con toda la planta del pie, no flexionar del todo las articulaciones de la muñeca y el codo, utilizar medidas de protección como las fajas o los vendajes sobre las partes más susceptibles de sufrir lesiones y beber líquidos de forma continuada. Estas indicaciones deben realizarse al tiempo que se está pendiente del movimiento y postura de los compañeros, de las órdenes del capataz y de cumplir con las órdenes de prevención de cada paso".

Asimismo, tras la procesión, los fisioterapeutas recomiendan parar lentamente y realizar ejercicios de estiramientos, así como seguir moviéndose para enfriar los músculos "de la misma forma que cuando se realiza otro tipo de deporte", afirma José Santos.

El Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid recomienda también a los asistentes que acuden a ver las procesiones, tomar una serie de precauciones. Así, José Santos recuerda la importancia de "protegerse del sol directo o del frío, llevar bebida para hidratarnos y algo de fruta por si sufrimos una bajada de azúcar tras estar tanto tiempo de pie".

Además, recomienda, en la medida de lo posible "contar con una silla plegable que nos permita esperar sentados y no perjudicar así a nuestra zona lumbar y a nuestros pies. Descansar la espalda apoyándola en una pared cercana y no mantener durante mucho tiempo los pies juntos sin realizar cambios posturales para no sobrecargar las rodillas, son otros de los consejos para evitar lesiones.