La Eurocámara advierte sobre los riesgos del descenso de las tasas de vacunación en la UE

VACUNA
PIXABAY - Archivo
Publicado 19/04/2018 15:10:06CET

BRUSELAS, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha advertido este jueves sobre el descenso en el uso de vacunas en el bloque comunitario y ha subrayado que la caída de la confianza ciudadana en la vacunación es "un serio desafío" que ya está teniendo efectos en la salud.

En una resolución aprobada a mano alzada, los eurodiputados alertan de que el descenso en el uso de vacunas ya ha provocado brotes de sarampión y muertes por esta enfermedad en varios países del bloque comunitario.

Además, destacan que los datos epistemológicos dan cuenta de "lagunas importantes" en la aceptación de las vacunas, así como que las tasas de cobertura son demasiado bajas para garantizar una protección adecuada contra enfermedades prevenibles.

En este contexto, la Eurocámara propone "iniciar un diálogo" con la sociedad civil para combatir "la información engañosa, poco fiables y acientífica" sobre la vacunación.

También insisten los eurodiputados en que incrementar la transparencia en el proceso de evaluación de vacunas y la financiación de programas de investigación independientes sobre los posibles efectos secundarios contribuirían a la recuperación de la confianza por parte de la ciudadanía.

En la resolución, que no es vinculante, la Eurocámara apuesta por reforzar la base jurídica en la UE de la cobertura de inmunización y pide a la Comisión Europea que facilite un calendario más armonizado para la vacunación en todo el bloque.

Por otro lado, los eurodiputados también han propuesto que los investigadores estén obligados a declarar cualquier tipo de conflicto de interés y que, si es necesario, se les excluya de los paneles de evaluación. En la misma línea, reclaman que las deliberaciones de la Agencia Europea del Medicamento dejen de ser confidenciales y que los datos científicos sean públicos.

Finalmente, el Parlamento Europeo ha tildado de "injustificable" que el coste del paquete completo de vacunas para un menor se haya multiplicado por 68 entre 2001 y 2014 y ha respaldado el acuerdo de adquisición conjunta, que da a los Estados miembros y a Bruselas un marco para comprar vacunas y que permite asegurar la disponibilidad de una cantidad suficiente de las mismas contra las pandemias.