Especialista destaca las pruebas moleculares como herramienta para conocer el estado del cáncer de pulmón

Publicado 01/06/2018 16:53:59CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diagnóstico por imagen, la biopsia para evaluación patológica y las pruebas moleculares son algunas de las herramientas que se puede emplear para conocer el estadio y subtipo del cáncer de pulmón, según la jefa del Departamento de Oncología Médica en el Hospital Universitario de Maslak- Acibadem de Estambul, Turquía, Özlem Er.

Así lo ha asegurado durante su ponencia 'Aplicaciones clínicas de los perfiles moleculares en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas', en el segundo segundo webinar internacional de OncoDNA.

"El cáncer de pulmón es el más común a nivel mundial, el que más muertes provoca al año y uno de los más complicados de diagnosticar antes de que avance a estadios graves", ha comentado durante su intervención.

La evaluación histológica y la de los biomarcadores es "crítica para guiar la selección terapéutica y ayuda a predecir la respuesta al tratamiento", ha asegurado. De manera rutinaria se "deben realizar pruebas de mutaciones de EGFR, reordenamientos de ALK y ROS1, mutación de BRAF V600E y niveles de expresión de PD-L1 en una histología no escamosa".

Así como pruebas de niveles de expresión de PD-L1 para una histología de células escamosas. Aunque la doctora también ha resaltado la necesidad de evaluar la presencia de nuevos biomarcadores emergentes como las mutaciones en HER2 o alteraciones en el gen MET que podrían abrir nuevas alternativas terapéuticas en este tipo de pacientes lo que justifica la necesidad de realizar estudios genómicos amplios que incluyan la determinación del mayor número posible de genes.

Por otra parte, durante el webinar, presentó algunas de las conclusiones de un estudio reciente publicado en 'Journal of Cancer Metastasis and Treatment', según el cual la combinación de estudios de biopsias sólidas y líquidas puede ayudar al oncólogo a comprender mejor la heterogeneidad del tumor de su paciente.

Los resultados del estudio muestran que, en la mayoría de los casos, la información obtenida mediante la secuenciación del ADN del tejido tumoral y del ctADN es complementaria. Ésta puede ser crucial para determinar la evolución y pronóstico del tumor y guiar el tratamiento del paciente.

"Este análisis resaltó que la combinación de pruebas de ctDNA a los perfiles de tejidos podría aumentar el valor terapéutico y podría guiar mejor a los oncólogos en la medicina de precisión", ha concluido.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.