Varían ampliamente en toda Europa

España y Croacia, los países con mayor tasa de donación de riñón

Cirujanos en plena operación de trasplante
EUROPA PRESS/HOSPITAL REINA SOFÍA
Publicado 14/03/2016 7:03:32CET

   MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva encuesta de ámbito europeo muestra significativas diferencias de país a país en las tasas de donantes para trasplante renal. La investigación pone de manifiesto, por ejemplo, que dentro de la Unión Europa, hay una amplia variación en el número de donantes de riñón por país (por habitante), que probablemente se debe a las diferentes normas legales y sociales de toda Europa.

   Los riñones pueden fallar por una variedad de razones, siendo las más comunes la diabetes, la presión arterial alta, la sobredosis de drogas y las lesiones físicas. A menudo, se emplea la diálisis renal como un tratamiento, pero la mejor solución a largo plazo es el trasplante, por lo general de un donante fallecido recientemente.

   Las tasas de enfermedad renal crónica varían considerablemente en toda Europa, desde el 3 al 17 por ciento de la población, y van en aumento. La demanda de los riñones casi siempre supera la posible oferta y cada país gestiona los trasplantes de manera diferente. Ahora, un nuevo estudio, que se presenta en el congreso de la Asociación Europea de Urología, que se celebra en Munich, Alemania, ha mostrado diferencias significativas en el número de riñones de donantes disponibles en cada país.

   El doctor Víctor Díez Nicolás, miembro asociado de la Sociedad Europea de Trasplante de Urología (ESTU, por sus siglas en inglés), presentará los resultados de esta encuesta dirigida por ESTU sobre los índices de donación renal y tasas de trasplante de riñón en toda Europa para el año 2014.

ESPAÑA, A LA CABEZA

   Al comparar los datos de una serie de registros, encontraron variaciones entre países. Por ejemplo, detectaron las siguientes tasas de donantes fallecidos por millón de población en 2004: 35,7 en España; 35,1 en Croacia; 27,3 en Portugal; 25,3 en Francia; 22,7 en Italia; 20,6 en Reino Unido; 16,8 en Países Bajos; 15,5 en Polonia; 14,3 en Suiza; 10,4 en Alemania; 4,2 en Grecia, y 3,3 en Rusia.

   "Las circunstancias en los países son muy diferentes, pero básicamente depende de dos factores, la sensibilidad social y la legislación. La mayoría de los órganos para trasplante proceden de donantes con muerte cerebral, pero cada país gestiona la disponibilidad de órganos de forma diferente. En España, por ejemplo, cada ciudadano es un potencial donante a menos que decline seguir el esquema de trasplante, mientras que en Alemania hay un plan de autorización. Algunos países también permiten la donación de donantes vivos, o de personas cuyos corazones se han detenido. El número de órganos de ambas fuentes ha ido en aumento", describe Díez Nicolás.

   "A medida que la tecnología se vuelve más convencional y las tasas de insuficiencia renal están aumentando, la demanda de órganos ha crecido de forma significativa, y hay una necesidad general de obtener más órganos. Por el momento encontrar un órgano de un donante depende en gran medida del lugar. Si los países quieren aumentar las tasas de trasplante, y así elevar la supervivencia de la insuficiencia renal, podrían considerar cambiar la forma de donación de órganos", agrega.

   Por su parte, el profesor Arnaldo José Figueiredo, de Coimbra, Portugal, y presidente de la ESTU apunta: "Hay discrepancias importantes de actividad entre los países europeos y los que tienen menores tasas de trasplante per cápita debería mirar los ejemplos de los líderes. Al mismo tiempo, existen diferencias importantes de la fuente de los órganos trasplantados, como de una persona con muerte cerebral, un corazón que dejó de latir y donantes vivos, es decir, hay margen de mejora en cada programa".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter