El efecto placebo del magnesio contra los calambres en las piernas

Mujer en la cama
PIXABAY
Publicado 28/02/2017 13:13:55CET

LONDRES, 28 Feb. (Reuters/EP) -

Científicos de Israel aseguran que el magnesio no funciona para aliviar los calambres nocturnos en las piernas o, al menos, no resulta más eficaz que el placebo, según los resultados de una investigación que publica la revista 'JAMA Internal Medicine'.

Para su trabajo seleccionaron a 94 personas que sufrían calambres nocturnos en las piernas para tomar durante cuatro semanas y de forma aleatoria comprimidos de óxido de magnesio o pastillas parecidas pero sin ningún compuesto activo. Al final del tratamiento, no encontraron diferencias significativas en cuanto a la gravedad o duración de los calambres en las piernas, ni en su calidad de vida o del sueño.

"Los suplementos de magnesio se comercializan ampliamente para los calambres nocturnos de las piernas, a pesar de que no hay evidencia de que conlleve un beneficio significativo", ha reconocido Uzi Milman, director de la unidad de investigación clínica del Clalit Health Services en Haifa y el distrito de Galilea Occidental.

Los calambres nocturnos de las piernas son contracciones dolorosas e involuntarias de los músculos que se producen cuando uno está en reposo, suceden sobre todo por la noche y causa un fuerte dolor en quienes lo padecen, hasta un 60 por ciento de la población adulta.

Las investigaciones realizadas para evaluar la eficacia del magnesio no han sido del todo concluyentes, ya que mientras algunas mostraban beneficios modestos otros estudios aseguraban que en algunos colectivos específicos, como en mujeres embarazadas, el remedio podía ser eficaz.

Por eso, en este trabajo los investigadores quisieron examinar a los participantes durante dos semanas sin tratamiento para registrar todos los episodios de calambres durante la noche. Los afectados tenían 65 años de media y muchos tenían hipertensión o diabetes.

De media, los pacientes sufrían entre 7 y 8 episodios de calambres nocturnos por semana, y en algunos casos cada uno podía durar entre 6-7 minutos.

Pero después de las cuatro semanas recibiendo suplementos de magnesio, redujeron la frecuencia a 4,4 episodios semanales. La sorpresa fue que, al observar al grupo de pacientes que recibieron placebo, vieron como los calambres también se redujeron hasta una media de 5,5 episodios semanales.

MENOS CALAMBRES, FRUTO DEL AZAR

Las diferencias en la reducción de episodios semanales entre los grupos no fueron lo suficientemente grandes como para descartar la posibilidad de que fueran fruto del azar, y tampoco hubo una diferencia significativa en la gravedad o duración de cada episodio.

Tras estos resultados, los investigadores creen que las personas que experimentan una reducción en los calambres nocturnos de las piernas después de tomar magnesio pueden estar experimentando un efecto placebo, y se sienten mejor porque piensan que el compuesto está ayudando y no porque esté funcionando realmente.

Durante la fase de tratamiento hubo dos personas con eventos adversos en cada grupo de tratamiento, aunque todas las hospitalizaciones fueron por otros problemas médicos comunes en las personas mayores. Además, 14 personas en el grupo de magnesio y 13 en el grupo placebo experimentaron efectos secundarios menores, como problemas gastrointestinales.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter