EE.UU

La soja aumenta la efectividad de la radioterapia contra el cáncer de pulmón

soja
SCOTT BAUER/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 01/04/2011 19:47:30 CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un componente de la soja incrementa la capacidad de la radiación para matar células de cáncer de pulmón, según un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Wayne y el Instituto Karmanos de Cáncer, en Detroit, Estados Unidos. Los resultados se publican este abril en 'Journal of Thoracic Oncology'.

En concreto, estos investigadores han demostrado que las isoflavonas de soja bloquean el mecanismo por el que las células cancerígenas reparan su ADN, mientras que protegen los tejidos normales del organismo.

Según la profesora Gilda Hillman, del Departamento de Radiación Oncológica de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Wayne y el Instituto Karmanos, "con el fin de mejorar la radioterapia para el cáncer de pulmón, se está estudiando el potencial de los componentes naturales no tóxicos de la soja, las denominadas isoflavonas, para aumentar el efecto de la radiación contra las células tumorales y al mismo tiempo, proteger el tejido de pulmón normal de los daños de la radiación".

"Estas isoflavonas de soja naturales pueden sensibilizar a las células cancerígenas frente a los efectos de la radioterapia, inhibiendo el mecanismo de supervivencia que activan las células cancerígenas para protegerse", dice Hillman.

"Al mismo tiempo -añade--, las isoflavonas de soja pueden también actuar como antioxidantes en los tejidos normales, que los protegen contra el daño no buscado que sufren con la radioterapia". "En un reciente estudio, publicado en 'Journal of Thoracic Oncology', demostramos que las isoflavonas de soja incrementaban el número de células cancerígenas que mataba la radiación bloqueando el mecanismo con el que reparaban su ADN, que era activado por las células cancerígenas para sobrevivir al daño causado por la radiación", comenta.

Las células de carcinoma de pulmón de células no pequeñas A549 (NSCLC, por sus siglas en inglés) humano que fueron tratadas con isoflavonas de soja antes de que la radiación mostraron más daño en el ADN y menos actividad reparadora que aquellas células cancerígenas que recibieron sólo radiación. Los investigadores utilizaron una fórmula consistente en tres isoflavonas clave que se encuentran en la soja, entre las que se incluyen genisteina, glyciteina y daidzeina.

Investigaciones anteriores habían demostrado que la genisteina pura mostraba actividad antitumoral en las líneas celulares NSCLC humanas y potenciaba los efectos de los inhibidores de la tirosina kinasa-EGFR.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter