La melatonina podría ayudar a luchar contra el cáncer de mama

Cáncer de mama. Médico.
BERBÉS
Actualizado 25/08/2016 9:05:20 CET

   MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La melatonina, una hormona producida en el cerebro humano, parece suprimir el crecimiento de tumores de cáncer de mama, según han descubierto investigadores de la Universidad del Estado de Michigan (Estados Unidos) en un trabajo publicado en la revista 'Genes and Cancer'.

   Aunque los posibles tratamientos basados en este hallazgo tardarán aun años en concretarse, estos resultados dan a los científicos una base clave para construir nuevas investigaciones.

   "Se pueden ver osos en el zoológico, pero para entender su comportamiento hay que verlos en estado salvaje en la naturaleza", explica David Arnosti, profesor de bioquímica de la Universidad del Estado de Michigan y coautor del estudio--. Del mismo modo, la comprensión de la expresión de los genes en su entorno natural revela cómo interactúan en contextos de enfermedades. Eso es lo que tiene de especial este trabajo".

   El cerebro fabrica la melatonina sólo por la noche para regular los ciclos de sueño. Los epidemiólogos y los investigadores especulan con que la falta de melatonina, debido en parte a la falta de sueño debido al ritmo de vida de la sociedad moderna, puede hacer que las mujeres tengan mayor riesgo de cáncer de mama.

   El estudio de estos autores, dirigido por Era Juliana Lopes, investigadora visitante de Sao Paulo (Brasil), ha demostrado que la melatonina suprime el crecimiento de las células madre del cáncer de mama, lo que proporciona una buena prueba científica que respalda los evidencias de los efectos de la privación del sueño.

   Antes de que los científicos pudieran probar su teoría, hicieron crecer células madre de tumores, conocidos como "mammosferas", con un método perfeccionado en el laboratorio de la universidad por James Trosko.

   El crecimiento de estas "mammosferas" fue reforzado con sustancias químicas conocidas como favorecedoras del crecimiento de tumor es combustible derivado, a saber, la hormona estrógeno natural, y otros químicos similares al bisfenol A (BPA), que se encuentra algunos tipos de envases de plástico para alimentos.

   El tratamiento con melatonina disminuyó significativamente el número y tamaño de "mammosferas" en comparación con el grupo control. Por otra parte, cuando las células fueron estimuladas por los estrógenos o BPA y tratados con melatonina al mismo tiempo hubo una mayor reducción en el número y tamaño de "mammosferas".

   "Este trabajo establece básicamente que el crecimiento de células madre del cáncer puede estar regulado por las hormonas naturales, y proporciona una extensa técnica nueva para detectar sustancias químicas con efectos promotores del cáncer, así como para identificar potenciales nuevos fármacos para su uso en la clínica", concluye Trosko.