La enfermedad de Niemann-Pick tipo C

Desarrollan una prueba de detección en recién nacidos de un trastorno neurológico mortal

Prueba del talón
FUERZA AÉREA DE LOS EE.UU.
Publicado 06/05/2016 7:01:32CET

   MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio dirigido por la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, describe un análisis de recién nacidos que identifica a los bebés con la enfermedad de Niemann-Pick tipo C, una enfermedad a menudo fatal en la que el colesterol se acumula y finalmente destruye las células del cerebro. Aunque no existe una cura, la detección temprana y el tratamiento con terapias modificadoras del trastorno con el tiempo puede salvar vidas y mejorar las perspectivas de la gestión de la patología en el futuro.

   Poco después del nacimiento, se toman muestras de la sangre del bebé y se realizan pruebas para una serie de enfermedades hereditarias raras, como la fibrosis quística y la anemia de células falciformes. Sin embargo, no existe ningún análisis para para la patología neurodegenerativa progresiva llamada enfermedad de Niemann-Pick tipo C (NPC), que por lo general no se diagnostica hasta al menos los 2 años de edad, después de que los síntomas neurológicos han comenzado a desarrollarse.

   Según el estudio, publicado este miércoles en 'Science Translational Medicine', la prueba de detección cumple con todos los requisitos federales para las pruebas de laboratorio clínico. Los autores verificaron la exactitud del cribado en 5.170 muestras de sangre seca in situ, de las cuales se sabía que 44 eran de pacientes de NPC; 134 de personas que eran conocidas como portadores; y 4.992 eran muestras de control de personas sin la afección. Mediante una estrategia de ensayo de dos niveles, la nueva prueba identificó rápidamente a todos los pacientes de NPC sin falsos positivos y falsos negativos.

   La pérdida progresiva de las células cerebrales en NPC provoca graves discapacidades del desarrollo. La esperanza de vida varía, con los individuos afectados que suelen sucumbir a la enfermedad en la segunda década de la vida. El tratamiento con miglustat, un inhibidor de la síntesis de lípidos que se aprobó fuera Estados Unidos para el tratamiento de la NPC, ha mostrado evidencia de que frena la progresión de la enfermedad.

   El autor principal, Daniel S. Ory y sus colegas están evaluando actualmente en ensayos clínicos un compuesto llamado ciclodextrina que ha demostrado ser un tratamiento eficaz en modelos animales de la NPC. Cuando se administra directamente en el espacio que rodea la columna vertebral, la ciclodextrina provoca una liberación del colesterol atrapado dentro de las células del cerebro de los ratones y gatos con NPC, reduciendo el daño neuronal y prolongando la supervivencia en los animales hasta ocho veces.

   "Queríamos desarrollar un cribado en los recién nacidos para la NPC porque sabemos que cuanto antes se interviene con tratamientos experimentales en modelos animales de la enfermedad, más tiempo viven los animales", dice Ory, profesor de Medicina. "Si podemos identificar de manera temprana a los bebés con NPC, podríamos dervicar a estos niños a pruebas clínicas, lo que podría llevar a que empiecen el tratamiento antes de que hayan comenzado a mostrar síntomas de daño neurológico, por lo que podría frenarse la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida", añade.

INICIAN UN PROGRAMA PILOTO

   Con colaboradores en el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, Ory y sus colegas han comenzado la transición de los análisis de recién nacidos desde el laboratorio al servicio estatal de cribado. El plan es realizar en los próximos años un ensayo de gestión para evaluar la capacidad de la prueba para identificar prospectivamente a los recién nacidos con NPC. El programa piloto incluirá muestras de los bebés cuyos padres hayan dado permiso para que las muestras de sangre se empleen para la investigación.

   Los científicos señalan que los neonatos participantes en el programa piloto no van a ser sometidos a ninguna toma de muestras de sangre adicional, ya que la nueva prueba de detección está diseñada para utilizar las muestras de sangre seca estándar ya recogidas de todos los bebés nacidos en Estados Unidos.

   Con la terapia con miglustat disponible no aprobada en Estados Unidos y terapias potenciales en los ensayos clínicos, los investigadores dijeron que su objetivo es ver la prueba añade al panel uniforme de cribado recomendado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Los programas de cribado neonatal varían según el estado, pero la mayoría incluyen los trastornos recomendadas por el HHS, y muchos estados realizan tests para otras enfermedades adicionales.

   "Una de las consideraciones para añadir una nueva prueba para el grupo de selección recomendado es si podemos hacer algo para los pacientes una vez que se identifican -apunta Ory--. Muchos de estos fármacos, incluyendo ciclodextrina, se encuentran todavía en fase experimental. Pero en el contexto de ensayos clínicos, tenemos terapias para ofrecer a los pacientes de NPC".

   La nueva prueba mide los niveles de un ácido de la bilis producida por el hígado. Los investigadores sospechaban que los ácidos biliares podrían ser buenos marcadores para la detección precoz de la NCP porque estos compuestos son productos de desecho del procesamiento de colesterol, que es anormal en estos pacientes.

   Los científicos demostraron que los pacientes con NPC tienen alrededor de treinta veces más cantidades de este ácido biliar en la sangre que los individuos sanos. Es importante destacar que los niveles de este ácido biliar también podrían distinguir entre pacientes con NPC y portadores de la patología que no muestran síntomas.

   En la estrategia de ensayo de dos niveles, el primer cribado tiene los resultados en unos dos minutos, según los investigadores, quienes apuntan que la primera prueba debe ser corta para hacer el cribado factible para cientos de muestras por día. Si ningún resultado es ambiguo en la prueba rápida, la segunda prueba obtiene los resultados en unos siete minutos. Ory señala que de las más de 5.000 muestras analizadas, sólo una necesitó el segundo test más largo para aclarar un resultado incierto.

   A pesar de la complejidad de la ciencia detrás de la prueba, Ory especula que no es más cara de mantener esta nueva prueba que otras evaluaciones de cribado neonatal estándar. "Este tipo de pruebas pueden ser muy automatizadas", afirma, señalando que el costo de los materiales y la mano de obra iría a la par con las pruebas de cribado neonatal actualmente aceptadas. Una vez establecida, una estimación razonable del costo de funcionamiento de estas pruebas sería de menos de un dólar.

   Aunque los casos de NPC son raros, Ory señala que los beneficios de estudiar las enfermedades raras pueden extenderse más allá de los pacientes con el trastorno. "Al estudiar las causas de la CNP y la forma en que avanza, podemos aprender más sobre el metabolismo del colesterol normal", subraya Ory.

   "La ciclodextrina se está desarrollando como un fármaco para la CNP, pero actualmente se está probando en el laboratorio en otras enfermedades mucho más comunes, incluyendo la aterosclerosis y la enfermedad de Alzheimer. El fármaco ha mostrado resultados positivos en estudios recientes de modelos de ratón de estas patologías. Los investigadores no estarían estudiando la ciclodextrina si no fuera por el trabajo inicial que fue hecho por la comunidad de la NPC", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter