Demandan mayor formación del personal sanitario que ayuda a víctimas de la trata

Niña
UNICEF/NOORANI
Publicado 28/06/2017 8:17:46CET

   MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los profesionales de la salud están en una posición única para identificar y rescatar a las víctimas de la trata de personas. Casi el 88 por ciento de ellas buscan tratamiento médico durante el cautiverio, y de ellas, el 68 por ciento son atendidas en el servicio de urgencias. Desafortunadamente, muchas víctimas permanecen "escondidas".

   Un estudio que se publica este lunes en 'Journal of Emergency Nursing', una revista de la Asociación de Enfermeras de Emergencia estadounidense, tiene como objetivo ayudar a las enfermeras de urgencias a identificar mejor a las víctimas de la trata de personas. El trabajo detalla un proyecto basado en la evidencia que destaca la importancia de la formación, el cribado y los protocolos de tratamiento para el personal del departamento de urgencias con el fin de guiar la identificación y rescatar a las víctimas de la trata de personas.

   "Curiosamente, encontramos que la educación formal y los métodos de tratamiento no sólo son estrategias eficaces para mejorar el reconocimiento y salvar a las víctimas de la trata de seres humanos, sino que también aumentaron la identificación de otras formas de abuso, como la violencia doméstica y la agresión sexual", afirma la autora del estudio Amber Egyud, jefe de Enfermería, vicepresidenta de Servicios de Atención al Paciente del Hospital Forbes de 'Allegheny Health Network', en Estados Unidos.

LAS ENFERMERAS DE URGENCIAS, EL PRIMER PROFESIONAL CON EL QUE SE ENCUENTRAN

   Un equipo multidisciplinario implementó el proyecto en un centro de traumatología de nivel dos en un hospital de la comunidad del suroeste de Pensilvania, donde nunca antes se habían identificado víctimas de trata de personas. El equipo enseñó al personal de emergencias un enfoque de identificación de dos vías: banderas rojas médicas creadas por una herramienta de evaluación de riesgos incluida en el registro de salud electrónico y un proceso silencioso de notificación. También asesoraron sobre el protocolo adecuado para garantizar el rescate y la seguridad de las víctimas.

   Con el uso de las herramientas de cribado, el equipo de salud que completó la formación y la capacitación identificó a 38 víctimas potenciales durante un periodo de cinco meses, y aproximadamente el 20 por ciento aceptó el rescate de su situación de vida. Las víctimas pueden rechazar la intervención por una variedad de razones, incluyendo el miedo a la seguridad personal, la incapacidad de mantenerse a sí mismas o los lazos emocionales con el abusador.

   Estas víctimas a menudo se involucran en múltiples encuentros con proveedores de atención médica antes de aceptar ayuda. Como resultado de este proyecto, el equipo de salud identificó y rescató a una víctima de la trata. Además, el 75 por ciento del personal de urgencias participante informó que la formación mejoró su nivel de competencia en el reconocimiento de las víctimas de la trata de personas.

   "Las enfermeras de urgencias son a menudo el primer profesional de la salud involucrado en el cuidado de una víctima de la trata de personas y son el vínculo vital entre el reconocimiento y el rescate del paciente --subraya Karen K. Wiley, de la Asociación de Enfermeras de Urgencias--. Tenemos la oportunidad de salvar vidas de una manera totalmente nueva, pero requiere medidas proactivas dirigidas a la sensibilización y el entrenamiento educativo, por eso tendremos múltiples sesiones formativas sobre tráfico humano en nuestra conferencia de Enfermería de Emergencia 2017".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter