C.Valenciana

El Hospital de Manises crea una unidad para enfermedades inflamatorias intestinales

Actualizado 16/12/2009 13:08:31 CET

Cerca de 5.000 valencianos podrían padecer una enfermedad inflamatoria intestinal sin saberlo

VALENCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Manises (Valencia) ha puesto en marcha una Unidad Especial de Enfermedad Inflamatoria Intestinal, formada por un equipo multidisciplinar de especialistas para facilitar la detección y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, informó el centro sanitario en un comunicado.

Según explica el doctor Hinojosa del Val, coordinador de esta Unidad y presidente del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (Geteccu), "en esta Unidad se trabaja conjuntamente con la sección de coloproctología del Servicio de Cirugía, lo que permite una valoración global y rápida del enfermo".

Además, "estamos coordinados con el Servicio de Radiología, la sección de endoscopias, el Hospital de Día para el diagnóstico y tratamiento de nuestros pacientes y disponemos de una consulta específica de Farmacia para la atención de los pacientes externos donde también contamos con un farmacólogo clínico", agregó.

Por este motivo, la Unidad es un referente en la Comunitat Valenciana ya que, además de recibir pacientes de otras áreas de salud, también está tratando a enfermos procedentes de Andalucía, Murcia o Madrid.

"En la actualidad tenemos registrados 156 pacientes, número apreciable considerando el escaso tiempo que lleva funcionando el Hospital, pero de mantenerse las actuales expectativas y ajustándonos a las cifras de incidencia y prevalencia de estas enfermedades para la población española podemos estimar en unos 800 los pacientes controlados a finales del año 2010; cifra que se incrementaría al recibir casos de toda la Comunitat, incluso de otras comunidades del país", agrega el responsable de la Unidad.

Los especialistas del Hospital de Manises también han querido que esta Unidad sea totalmente accesible para sus pacientes, que en cualquier momento pueden contactar con ellos a través de un teléfono directo de atención o mediante correo electrónico. "Nuestros enfermos reciben tratamientos a largo plazo con inmunodepresores, por lo que necesitan resolver dudas constantemente. Por eso nuestro compromiso es estar cerca de ellos cuando lo necesiten", destacó el doctor Hinojosa.

Aunque se carece de estudios epidemiológicos prospectivos la información derivada de los registros de casos y de los estudios de incidencia y prevalencia nacionales se puede estimar que entre 10.000 y 15.000 personas sufren una enfermedad inflamatoria intestinal en la Comunitat Valenciana. De éstas, una tercera parte desconoce que la padece.

En este sentido, cerca de 5.000 valencianos podrían padecer una enfermedad inflamatoria intestinal sin saberlo debido a que este tipo de patologías presentan síntomas inespecíficos que retrasan el diagnóstico. Es el caso de las afecciones más comunes, tales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, de las que se estima que cada año se diagnostican en la Comunitat 350 y 250 nuevos casos, respectivamente.

"La colitis ulcerosa se detecta porque el paciente presenta diarrea y rectorragia (sangre en las heces). Este sangrado facilita el diagnóstico ya que los enfermos acuden de manera más rápida al especialista, aunque, en ocasiones, puede llegar a confundirse con hemorroides. El caso de la enfermedad de Cronh es más complicado, ya que puede presentarse como dolor abdominal recurrente asociado o no a diarrea, lo que retrasa su evaluación", explica el doctor Joaquín Hinojosa.

En el caso de la colitis ulcerosa el retraso del diagnóstico oscila entre los 3 y 6 meses, mientras que la demora para la enfermedad de Cronh puede ser de diez a doce meses. En ambos casos, el tratamiento precoz puede reducir de forma significativa posibles complicaciones.

"Son enfermedades crónicas que a la larga pueden agravarse con la aparición de fístulas, abcesos, obstrucción intestinal o hemorragia. Aproximadamente el 60% de los enfermos de Cronh precisará de una intervención quirúrgica en su vida. De ahí la importancia de la detección precoz", detalla el doctor Hinojosa.

EDADES TEMPRANAS

Este tipo de patología se detecta, sobre todo, en personas jóvenes. El 65% de los casos tiene una edad media de 18 a 40 años. Sin embargo, durante los últimos años, los expertos han detectado una tendencia preocupante en la evolución de la enfermedad: su mayor incidencia y aparición precoz en población infantil.

"En la actualidad, entre el 20% y 25% de todos los nuevos casos diagnosticados tienen menos de 16 años y hasta un 5% menos de 5 años, una franja de edad que hasta ahora presentaba una incidencia anecdótica", detalla el especialista del Hospital de Manises.

Para el doctor Hinojosa, al margen de la predisposición genética, los hábitos y estilos de vida podrían estar relacionados con este aumento de las enfermedades inflamatorias intestinales. "La modificación de los hábitos y estilos de vida, la mejora en las condiciones higiénico -sanitarias y el abandono de costumbres alimentarías, como la dieta Mediterránea, están alterando el equilibrio de nuestra flora intestinal, de nuestras defensas, rompiendo su efecto barrera contra las enfermedades".

Por eso, una dieta variada y equilibrada, con predominio del pescado y la verdura en detrimento del consumo de carne roja, podría reducir su frecuencia tal y como sugieren los profesionales sanitarios del Hospital de Manises.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter