Los casos de ictus aumentarán un 34% en Europa en los próximos 15 años

Ictus, accidente cerebrovascular
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / STOCKDEVIL
Publicado 01/06/2018 10:19:57CET

Cada año ingresan 13.000 personas por ictus en los hospitales de Catalunya

BARCELONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La incidencia de ictus aumentará un 34% en Europa hasta 2035, provocando un 45% más de muertes y un 25% más de supervivientes con secuelas, según han previsto expertos de este ámbito en el informe 'Catalunya i Europa davant l'ictus'.

El documento se ha presentado este viernes en una jornada organizada por la Fundació Ictus en La Pedrera de Barcelona, en la que han participado los máximos responsables de las sociedades europeas dedicadas a la lucha contra el ictus, la European Stroke Organisation (ESO) y la Stroke Alliance for Europe (Safe), ha explicado en un comunicado la Conselleria de Salud de la Generalitat.

Estas sociedades europeas han propuesto reducir en un 10% el número absoluto de ictus en el continente a través de la prevención, y lograr que el 90% de los pacientes se traten en una unidad hospitalaria específica para estos casos, además de ver prioritario desarrollar planes estatales que introduzcan el ictus en toda la cadena de atención sanitaria.

El informe hace balance de la "implementación pionera del 'codi ictus", que cubre toda Catalunya desde 2006 y se activa una media de 5.500 veces al año, y la Conselleria estima que ha evitado la muerte de 2.000 personas desde su implantación, además de mejorar los tiempos de respuesta.

Seis de cada siete casos de este código se activan desde el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), y en el 30% se realiza un tratamiento de reperfusión, que deshace el coagulo que provoca el ataque y minimiza los daños.

Este tipo de tratamiento trombolítico, más efectivo si se aplica a tiempo, ha incrementado su uso en la última década en Catalunya, pasando de 5,1 casos por cada 100.000 habitantes en 2008, a los 26,6 el año pasado.

Cada año ingresan 13.000 personas por ictus en los hospitales de Catalunya, donde es la segunda causa de muerte y la primera causa clínica de discapacidad, con una incidencia de 180 casos por cada 100.000 habitantes y una mortalidad de 19,5 cada 100.000.

Uno de los retos que afronta Catalunya y el resto de Europa es la atención a los supervivientes a largo plazo, que se trata del proceso asistencial menos evaluado y del que se disponen menos datos, a pesar de la carga asistencial y económica que representa.