La biopsia líquida podría mejorar la detección del cáncer de hígado

Biopsia líquida
BIOSEQUENCE
Publicado 10/10/2017 8:24:37CET

   MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego, y el Centro de Cáncer Moores, en Estados Unidos, junto con colegas del Centro de Cáncer de la Universidad Sun Yet-sun, en China, y otras instituciones colaboradoras, han desarrollado un nuevo método de diagnóstico y pronóstico para la detección temprana del carcinoma hepatocelular (HCC), por sus siglas en inglés), basado en una simple muestra de sangre que contiene ADN circulante del tumor (ctDNA).

   HCC es el tipo más común de cáncer de hígado primario en adultos y está entre las principales causas de mortalidad por cáncer en el mundo, con más de 780.000 nuevos casos y 740.000 muertes cada año. Más de 40.000 nuevos casos se diagnostican en Estados Unidos anualmente, con aproximadamente 29.000 muertes anuales. Las tasas de incidencia de cáncer de hígado están aumentando.

   "El HCC y su precursor, la esteatohepatitis no alcohólica, han aumentado notablemente durante la última década y afectan desproporcionalmente a los varones hispanos --detalla Scott Lippman, director del Centro de Cáncer Moores--. California tiene una de las tasas más altas de cáncer de hígado en Estados Unidos. Este nuevo informe tiene importantes implicaciones a nivel local y mundial sobre esta enfermedad devastadora. Es también el primer informe en apoyar el potencial de ctDNA para la detección temprana de cualquier cáncer".

   Al igual que muchos cánceres, la detección temprana mejora el pronóstico y las tasas de supervivencia, en parte debido a la mayor eficacia del tratamiento localizado versus tratamientos sistémicos. Pero los métodos actuales de detección de HCC se basan principalmente en la obtención de imágenes y en un análisis de sangre para un marcador tumoral no específico llamado alfa-fetoproteína (AFP), que suele elevarse cuando la enfermedad está significativamente avanzada.

PRUEBAS QUE SE PUEDEN HACER EN CUALQUIER MOMENTO DE LA TERAPIA

   "Las pruebas de sangre no invasivas o las biopsias líquidas representan una mejor alternativa. Sin embargo, ha habido poco éxito en el desarrollo de métodos eficaces basados en la sangre para el cribado de HCC. El único análisis de sangre, la AFP, tiene limitada utilidad clínica debido a la baja sensibilidad", explica el investigador Kang Zhang, director fundador del Instituto de Medicina Genómica y codirector de biomateriales e ingeniería de tejidos en el Instituto de Ingeniería en Medicina, ambos en la Universidad de California San Diego.

   Muchas biopsias líquidas funcionan mediante la detección de ADN circulante del tumor, que son fragmentos de material genético derramado en la sangre por las células tumorales. Estas biopsias ofrecen varias ventajas potenciales sobre otros métodos de detección del cáncer, según Zhang, como que son mínimamente invasivas y se pueden hacer en cualquier momento durante la terapia, lo que permite a los médicos monitorear los cambios moleculares en los tumores en tiempo real.

   Además, este tipo de pruebas pueden detectar tumores no aparentes o indeterminados basándose en imágenes. Finalmente, el ctDNA representa potencialmente toda la imagen molecular de la neoplasia maligna de un paciente, mientras que una biopsia tumoral puede estar limitada a la porción analizada del tumor.

   La metilación del ADN es un proceso que puede regular la expresión génica y la metilación extensa del ADN de un gen suele llevar a un gen que se apaga. El aumento de la metilación de los genes supresores de tumores es un evento temprano en el desarrollo del tumor, lo que sugiere que la alteración de los patrones de metilación del ADN puede ser buenos indicadores de un tumor emergente.

   En su estudio, que se publica este lunes en 'Nature Materials', Zhang y sus colegas observaron cientos de miles de perfiles de metilación de pacientes con HCC y controles sanos. Así, identificaron un panel específico de marcadores de metilación que se correlacionaron con HCC y luego utilizaron una variedad de métodos de aprendizaje automático y estadísticos para examinar su eficacia en la detección y evaluación de HCC en 1.098 pacientes con HCC y 835 controles normales.

   "Nuestros resultados fueron muy alentadores --subraya Zhang--. En una gran cohorte clínica, nuestro diagnóstico basado en la sangre HCC estaba altamente correlacionado con la carga del tumor, la respuesta al tratamiento y la etapa de cáncer. En este momento, los oncólogos están muy limitados en la forma de detectar HCC y evaluar el tratamiento. Este estudio es una gran demostración de prueba de un concepto nuevo y más efectivo aplicable a tumores malignos sólidos, HCC y otros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter