RETRASO QUE AFECTA A UNO DE CADA CUATRO PACIENTES

Un año con síntomas hasta el diagnóstico de la fibrilación auricular

Corazón
SINC
Publicado 27/10/2016 11:23:56CET

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Hasta uno de cada cuatro pacientes con fibrilación auricular suelen experimentar síntomas de su enfermedad al menos un año antes de ser diagnosticados, según datos de un estudio internacional realizado en cinco países europeos, incluido España.

   Asimismo, el informe 'AFfect' también muestra como hasta uno de cada dos pacientes no habían oído hablar de esta enfermedad en el momento de ser diagnosticados ni eran conscientes del aumento del riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, lo que evidencia la necesidad de mejorar la información a la ciudadanía.

   En el estudio, presentado por Daiichi Sankyo con motivo de la celebración del Día Mundial del Ictus, el 29 de octubre, participaron unos mil pacientes de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España para conocer el impacto que tiene la fibrilación auricular en quienes la padecen.

   En concreto, más de dos tercios de los encuestados aseguran que la enfermedad ha tenido un impacto negativo en su bienestar emocional y físico. Esto es más probable que afecte a aquellos que toman un tratamiento con un antagonista de la vitamina K (VKA) como la warfarina, ya que el 62 por ciento de estos pacientes indicaron que su bienestar físico se había visto afectado de forma negativa.

   Asimismo, también revela que la mitad de los encuestados habían cambiado de tratamiento y casi un tercio lo había hecho por cuestiones de eficacia o efectos secundarios. Casi la mitad de los pacientes que toman un tratamiento dos veces al día indicaron que preferirían tomar menos pastillas.

   Y un preocupante 10 por ciento de los encuestados con fibrilación auricular no estaba tomando ningún tratamiento para su enfermedad, lo que aumenta su riesgo de sufrir un ictus.

   "La mejor opción es la anticoagulación oral crónica, ya que ha demostrado que es capaz de reducir de manera marcada el riesgo de un nuevo evento", según Jaime Gállego Culleré, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

   De la misma manera, se recomienda la anticoagulación oral en la prevención primaria de ictus en pacientes con fibrilación auricular no valvular y bajo riesgo de complicaciones hemorrágicas.

   En cuanto al tratamiento de la fibrilación auricular, el 62 por ciento de los encuestados dijo que no le fueron presentadas las opciones de tratamiento en el momento del diagnóstico, mientras que el 40 por ciento de los encuestados señaló que les gustaría obtener más información sobre los tratamientos y el 32 por ciento dijo que desea obtener más información sobre la prevención del ictus.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter