Estudio español

Andar más de una hora al día reduce un 50% el riesgo de dolencia arterial periférica

Ancianos andando, andar, mayores
PIXABAY
Publicado 22/02/2016 11:38:49CET

   BARCELONA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Caminar más de una hora al día reduce a la mitad el riesgo de sufrir enfermedad arterial periférica, conjunto de signos y síntomas que se manifiestan cuando se produce una disminución del flujo sanguíneo en una extremidad, como confirma un estudio del Idiap Jordi Gol hecho público este lunes en un comunicado.

   El estudio 'Relación entre actividad física en el tiempo libre y el índice tobillo-brazo en población general española: estudio Artper', se hizo en 26 centros de salud del ICS y dos de Badalona Gestión del área metropolitana de Barcelona y el Barcelonés Norte sobre una población de 3.786 personas mayores de 49 años.

   El 52% de la muestra estudiada eran mujeres con una media de edad de 64 años; la gran mayoría, un 71%, tenían estudios primarios, y sólo el 24,7% trabajaba.

   Del conjunto, un 6,3% presentaba enfermedad arterial periférica y como media general dedicaban unas 6,48 horas a la semana a caminar, unas 3,63 horas a hacer limpieza de la casa, 0,81 horas a la semana a ir a la compra andando, y sólo 0,52 horas a la semana a hacer deporte o bailar.

   "Hemos podido observar que las personas más sanas son aquellas que hacen más actividad física, y que caminar más de una hora al día tiene un efecto protector superior a caminar solo 30 minutos o menos", han destacado los investigadores.

    Igualmente han resaltado que "al incrementar la actividad física mejoran los resultados del índice tobillo-brazo; por lo tanto, mejora la enfermedad arterial periférica independientemente de la edad, el sexo, el nivel de estudios, el trabajo, el tabaquismo, la hipertensión, el colesterol o la diabetes".

   Así, concluyen que "los profesionales sanitarios de la atención primaria deberían animar a sus pacientes a incrementar la actividad física con acciones tan sencillas como son caminar o subir escaleras", han remarcado.

ÍNDICE TOBILLO-BRAZO

   La manera de detectar esta enfermedad es a través del llamado índice tobillo-brazo, que se mide con un pequeño instrumento --Doppler-- de bolsillo, que divide la presión arterial del tobillo por la del brazo.

   El estudio Artper del Idiap ya demostró que los pacientes con enfermedad arterial periférica tienen, en 10 años, entre dos y cuatro veces más riesgo de morir o de presentar eventos cardiovasculares que los pacientes sin enfermedad arterial periférica.

   Este nuevo estudio, partiendo de la cohorte del Artper, demuestra que hacer actividad física disminuye los índices tobillo-brazo y, por tanto, mejora la enfermedad arterial periférica.

   La enfermedad arterial periférica tiene una prevalencia que varía entre el 3,7% y el 8,5% de la población general, y su incidencia aumenta en pacientes con factores de riesgo cardiovascular como la edad, ser hombre, fumar, padecer diabetes, tener hipertensión arterial y dislipemia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter