Contador

Alrededor de 50.000 casos de cáncer por el virus del papiloma se diagnostican cada año en Europa

Vacuna papiloma, mujer
GETTY
Actualizado 07/04/2017 12:05:56 CET

VALÈNCIA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 50.000 casos de cáncer del virus de papiloma humano (VPH), la infección de transmisión sexual más común en el mundo, se diagnostican cada año en Europa. Además, de entre los afectados, fallecen entre el 40 y el 50 por ciento, según el doctor Xavier Bosch, Premio Rey Jaime I de Investigación Médica en 2006 y Jefe del Servicio de Epidemiología del Cáncer del Instituto catalán de Oncología.

A pesar de ello, el doctor Xavier Bosch, que ha visitado València para asistir a la mesa redonda sobre las vacunas de este virus que se ha celebrado este jueves en la sede de la Fundación Avanzada de Estudios Avanzados (FVEA), y que ha reunido a diversos especialistas, donde se ha mostrado convencido de que la vacunación VPH será "la primera específicamente diseñada para la prevención del cáncer y estos diez años --los que se lleva utilizando-- han confirmado su eficacia, eficiencia y seguridad", según ha informado la fundación.

Al respecto, los especialistas han señalado que "los países que han alcanzado coberturas vacunales de entre el 50 y el 75% de las adolescentes y mujeres jóvenes --entre los cuales está España--, se ha conseguido una reducción importante de las infecciones y de las verrugas genitales".

Incluso en la población no vacunada, han añadido, tanto en hombres como en mujeres, debido al "efecto protector" que resulta de la interrupción de la circulación viral en personas vacunadas y una "reducción" significativa de las lesiones cervicales de alto grado en las cohortes vacunadas.

Asimismo, según las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), si se promueve la cobertura de la vacuna contra el VPH, en concreto, en el 70 por ciento del planeta, en los próximos diez años se podrá evitar la muerte de cuatro millones de mujeres en países de ingresos medios y bajos por este carcinoma, según han sostenido.

"LA VACUNA ES EXCELENTE"

Por otro lado, para el doctor Federico Martinón-Torres, Jefe de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, "el perfil de seguridad de la vacuna contra el virus del papiloma humano es excelente y consistente allí donde se utiliza".

"Estamos en un porcentaje de cobertura razonablemente bueno en España con la vacunas del virus papiloma, por encima del 75 por ciento, pero no hay ninguna razón para que no tenga que ser el 100%", ha asegurado el pediatra, para quien ya deberíamos haber superado la campaña de "terror y confusión que se ha sembrado en España". "Los beneficios de la vacunación VPH son extraordinarios", ha añadido.

El tercer miembro de la Mesa Redonda, el doctor Antoni Trilla, Jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, se ha referido a los "grupos antivacunas", lo cuales afirman que "desde que existen las vacunas, hay personas o grupos reticentes y una minoría radicalmente contraria a la vacunación", pero "la normalidad es vacunarse", ha apuntado.

Por su parte, Trilla ha afirmado que las evidencias científicas sobre las ventajas de la vacunación y del balance riesgo-beneficio favorable a vacunarse son "múltiples y consistentes".

Finalmente, el moderador del acto, el doctor José Mª Martín Moreno, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública además de consultor senior de Enfermedades crónicas de la Oficina Regional Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha afirmado que "los medicamentos hoy día son sometidos a unos controles de seguridad pre y postcomercialización muy rigurosos. Y si hay unos fármacos en los que estos parámetros de seguridad aun son más extremos son las vacunas".

Además, ha explicado que "a diferencia de la mayoría de los medicamentos, las vacunas se administran a población sana y van destinadas a su aplicación en grupos de población muy numerosos".

Para Martín Moreno, "ante cualquier sospecha, aunque sea mínima, de efecto adverso relacionado con una vacuna, debe funcionar el sistema de detección y resolución, examinando el caso con metodología apropiada y facilitando información veraz". Todo ello porque, "la evidencia y el rigor científico de lo que se dice y de lo que se hace tiene que estar por encima de cualquier otra consideración", ha agregado.

"Solo así seremos capaces de cumplir el objetivo para el que se desarrolla una vacuna: mejorar la salud y bienestar de la población", ha concluido.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter