Contador

Alertan del sobrediagnóstico de pequeños tumores por el abuso de las mamografías

Mamografía
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 09/06/2017 7:46:44CET

   MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un análisis de datos de cáncer de mama revela que muchos cánceres de mama pequeños tienen un excelente pronóstico debido a que son de crecimiento lento, según expertos del Centro de Cáncer de la Universidad de Yale, en Estados Unidos. A menudo, estos cánceres no crecerán lo suficientemente grandes como para ser significativos dentro de la vida de una paciente y, posteriormente, la detección temprana podría conducir a un sobrediagnóstico, según los investigadores.

   Por el contrario, los tumores grandes que causan la mayoría de las muertes por cáncer de mama a menudo crecen tan rápidamente que se convierten en intrusivos antes de que puedan ser detectados por la mamografía de cribado, añaden los autores de este trabajo que cuestiona el valor de la detección precoz del cáncer de mama y cuyos resultados se publican este jueves en 'New England Journal of Medicine'.

   "Nuestro análisis explica cómo la mamografía causa sobrediagnóstico y también por qué no es más eficaz en la mejora de los resultados de nuestros pacientes y, lo que es más importante, cuestiona algunas de nuestras creencias fundamentales sobre el valor de la detección temprana", afirma el autor principal en el artículo, Donald R. Lannin, profesor de cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, Estados Unidos.

   El equipo analizó los cánceres de mama invasivos diagnosticados entre 2001 y 2013 en la Base de Datos de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER, por sus siglas en inglés) y los dividió en tres grupos pronósticos basados en factores biológicos: grado, receptor de estrógenos y receptores de progesterona (PR). Las tres categorías biológicas se definieron como favorables, intermedias y desfavorables.

NATURALEZA INDOLENTE Y DE LENTO CRECIMIENTO DE ALUGNOS CÁNCERES

   El equipo, que también incluyó a Shiyi Wang, profesora asistente de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Yale, utilizó la tasa esperada de sobrediagnóstico del 22 por ciento para modelar los tipos de cánceres de mama y rangos de edad de la paciente que probablemente representan la mayoría de los casos de sobrediagnóstico. Los resultados mostraron que la mayoría del sobrediagnóstico se produjo en pacientes mayores con tumores biológicamente favorables de crecimiento lento.

   "Hasta ahora, pensamos que el tiempo de espera, o el tiempo hasta que un cáncer se vuelve problemático para una paciente, para la mayoría de los cánceres de mama fue de alrededor de tres o cuatro años. Este documento muestra que los plazos varían ampliamente dependiendo del tipo de tumor. Una gran parte de los cánceres agresivos tienen un plazo de dos años o menos, mientras que otra gran parte de los cánceres de mama crecen tan lentamente que el plazo de ejecución es de entre 15 a 20 años", explica Lannin.

   "Es importante educar a los médicos, los pacientes y al público sobre la naturaleza indolente y de lento crecimiento de algunos cánceres de mama, lo que nos permitirá individualizar las opciones de tratamiento, proporcionar 'medicina personalizada' y evitar los principales daños del sobrediagnóstico, que puede resultar en un exceso de tratamiento y la ansiedad y el miedo que causa un diagnóstico de cáncer", concluye Lannin.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter