¿Cómo actuar si tu hijo tiene algún percance en verano?

Niño, playa, verano, vacaciones, helado
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TATYANA TOMSICKOVA
Publicado 11/08/2017 11:21:43CET

MADRID, 11 Ago. (EDIZIONES) -

La entrada del verano también significa la llegada de las vacaciones escolares, por lo que los niños pasan más horas en el exterior y con ello se aumenta el riesgo de caídas, intoxicaciones, picaduras, quemaduras o molestias, entre muchos otros.

Para ello, el departamento de Pediatría y Neonatología del Hospital Quirónsalud San José ofrece una serie de sencillas y prácticas pautas para que los padre sepan cómo actuar y en qué orden:

- Las heridas: detener el sangrado presionando directamente sobre la herida; limpiarla con agua corriente y fresca a chorro; secar la piel de alrededor sin tocar; aplicar betadine y cubrirla con gasa o apósito. Asimismo, se debe acudir a un centro médico cuando el sangrado que no cesa ante la presión.

- Qué no hacer: usar algodón ni alcohol, extraer cuerpos extraños clavados en la herida ni aplicar pomadas antibióticas.

- Mordedura de animal: llevar el mismo proceso que una herida, con la única diferencia de acudir a un centro sanitario para que la valoren.

- Intoxicaciones: Hay que llamar al teléfono del Instituto Nacional de Toxicología, está disponible las 24 horas: 91 562 04 20. Una vez que se haya telefoneado, se debe indicar la edad, peso, tipo de producto y cantidad ingerida, tiempo que ha transcurrido desde la ingesta. Por último, no dar de comer o beber, ni provoca el vómito.

MOSQUITOS Y QUEMADURAS

Las altas temperaturas del verano atraen a los mosquitos, y con ellos sus picaduras. En general suelen ocasionar problemas leves y localizados, aunque pueden ser muy molestos.

- Si ha dejado el aguijón: extraerlo con un movimiento "como de arañazo con la uña". Se debe tener especial cuidado ya que si se tira de él con una pinza o los dedos, el veneno se vaciará dentro del cuerpo.

Por consecuente, hay que lavar la zona con agua y jabón; evitar rascarse, y retirar anillos, relojes y prendas restrictivas en la zona de la lesión.

- Quemaduras solares: aplicar paños fríos o agua, e hidratar la zona. Para evitar que ocurra no se debe exponer en las horas de máxima intensidad, es decir, entre las 12:00 y las 16:00 horas, así como aplicar crema protectora de alta protección, 30 minutos antes de la exposición, y utilizar gorros y sombreros.

- Quemadura: lavar con abundante agua fría; dejar un paño húmedo para cubrir la quemadura hasta ser valorada por un sanitario; aplicar algún analgésico, pero no pomadas antibióticas, pasta de dientes o cualquier remedio casero en la quemadura. Para las ampollas: no explotarlas ni abrirlas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter