La ablación por láser, cada vez más viable como tratamiento del cáncer de próstata

Ablación por láser del cáncer de próstata
UCLA
Actualizado 10/06/2016 18:00:08 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Pacientes con cáncer de próstata pueden tener pronto una nueva opción para el tratamiento de su enfermedad: el calor del láser. Investigadores de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, han encontrado que la ablación con láser focal --la aplicación precisa de calor a través de láser a un tumor-- es factible y segura en los hombres con cáncer de próstata de riesgo intermedio.

El estudio en fase 1, publicado este viernes en 'Journal of Urology', no encontró efectos adversos graves o cambios en la función urinaria y sexual seis meses después del procedimiento. La técnica utiliza imágenes de resonancia magnética, o IRM, para guiar la inserción de un láser de fibra en tumores cancerosos. Cuando se calienta, el láser destruye el tejido canceroso.

Un estudio de seguimiento, presentado en la reunión de la Asociación Americana de Urología en mayo, mostró el potencial de transferir este tratamiento por primera vez en un entorno clínico, utilizando un dispositivo especial (Artemisa) que combina la resonancia magnética y la ecografía para imágenes en tiempo real.

El dispositivo Artemisa llegó a UCLA en 2009. Desde entonces, se han realizado 2000 biopsias por fusión de imágenes --la mayor cantidad en Estados Unidos, según los autores del trabajo-- y esta gran experiencia ha allanado el camino para que el tratamiento se realice de la misma manera.

Si la técnica láser, conocida como ablación con láser focal guiada por RM, demuestra ser eficaz en estudios adicionales --especialmente el uso de la nueva máquina de fusión RM-ultrasonido-- podría mejorar las opciones de tratamiento y los resultados para los hombres tratados por esos tipos de cáncer, explica el autor del estudio, el doctor Leonard Marks, profesor de Urología y director del programa de Vigilancia Activa de UCLA. Históricamente, el cáncer de próstata ha sido tratado con cirugía y radiación, lo que puede dar lugar a efectos secundarios graves como disfunción eréctil e incontinencia urinaria.

"Nos da la sensación de que si se puede ver el cáncer de próstata utilizando la resonancia magnética de fusión y se puede poner una aguja en el lugar para tomar una biopsia, ¿por qué no meter una fibra de láser en el tumor de la misma manera para acabar con él? --plantea Marks--. Esto es similar a una lumpectomía para el cáncer de mama. En lugar de eliminar todo el órgano, se dirige sólo al cáncer dentro de él. Lo que estamos haciendo con el cáncer de próstata ahora es como usar un martillo para matar una pulga".

Hasta ahora, la captura de una imagen de un cáncer de próstata ha sido difícil porque el tejido de próstata y el tejido tumoral son muy similares. Por ello, el tratamiento quirúrgico preciso y no invasivo ha resultado complicado. Sin embargo, como muestra este trabajo la IMR mejora la capacidad de los médicos para realizar un tratamiento preciso y basado en láser.

UNA MAYOR DELINEACIÓN DEL TUMOR

El nuevo método de fusión de imágenes lo mejora aún más, proporcionando ultrasonido en tiempo real que delinea más claramente el tumor. Mediante la combinación de la ablación con láser con esta técnica de fusión de imágenes, el potencial de ablación por láser crece enormemente.

Investigaciones anteriores en la UCLA han demostrado el valor de utilizar la misma técnica de fusión de imágenes para realizar biopsias con el fin de diagnosticar el cáncer de próstata en hombres con un PSA en aumento que han tenido múltiples biopsias convencionales negativas. Estas biopsias son generalmente "a ciegas", lo que significa que los médicos toman una muestra de tejido sobre la base de lo que ellos creen que es la ubicación de un posible tumor.

La nueva investigación proporciona una prueba de principio de que la ablación con láser se puede realizar con seguridad y eficacia con la RM. En este caso, se sometió a ocho hombres a la ablación, mientras estaban en una máquina de IRM. Aunque ninguno tuvo efectos secundarios graves, se necesita seguimiento de más largo plazo, así como una evaluación continua de los márgenes de tratamiento apropiados para asegurar la curación, según los investigadores.

El segundo análisis probó el procedimiento de resonancia magnética de fusión en 11 hombres en un entorno clínico, lo cual reveló que el procedimiento fue bien tolerado bajo anestesia local y no dio lugar a efectos secundarios. A los cuatro meses de seguimiento, no hubo cambios en la función urinaria y sexual.

"Esta terapia focal proporciona un término medio para los hombres a elegir entre la prostatectomía radical y la vigilancia activa, entre no hacer nada y perder la próstata --destaca Marks--. Éste es un concepto nuevo y excitante para el tratamiento del cáncer de próstata".

El tratamiento con láser aún no está aprobado para su uso en el cáncer de próstata por la agencia norteamericana del medicamento. "Creo que tuvimos tanto éxito en este esfuerzo por la experiencia que obtuvimos haciendo las biopsias dirigidas --resalta Marks--. Eso nos permitió continuar ir desde la biopsia al tratamiento".