Hasta el 85% de los hipoparatiroidismos son como consecuencia de una intervención quirúrgica

Consulta médica
EUROPA PRESS/SESCAM - Archivo
Publicado 31/05/2018 14:04:57CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Entre el 80 y el 85 por ciento de los hipoparatiroidismos permanentes son de causa quirúrgica y se dan, fundamentalmente, tras intervenciones de tiroidectomía total o tras cirugía de las glándulas paratiroides o de la laringe, siendo, por tanto, una complicación que puede darse tras cirugía primaria como en reintervenciones por recidivas de cáncer de tiroides o de bocio multinodular.

Así lo ha comentado el jefe del departamento de Cirugía y de la Unidad de Cirugía Endocrina del Hospital del Mar de Barcelona y coautor de las Guías clínicas Europeas para el tratamiento del hipoparatiroidismo, Sitges Serra, durante un encuentro científico organizado por Shire en el marco de la celebración del Congreso Europeo de Endocrinología, impulsado por la Sociedad Europea de Endocrinología con motivo de la celebración, este viernes, del Día Mundial del Hipoparatiroidismo.

"El hipoparatiroidismo permanente necesita una estricta adherencia por parte del paciente a la medicación que se le prescribe, controles médicos regulares, además una buena comprensión de su patología. Sin estas premisas, la vida del paciente se puede ver seriamente perjudicada por los altibajos de las concentraciones de calcio en sangre que son causa de síntomas molestos y potencialmente graves como, rampas, mareos, hormigueos o cansancio", ha añadido el experto.

Asimismo, dado que la gran mayoría de hipoparatiroidismos permanentes son secundarios a cirugía del tiroides, Sitges ha insistido en la necesidad de que los cirujanos mejoren su técnica quirúrgica y que, poco a poco, las unidades especializadas en Cirugía Endocrina se hagan cargo de este tipo de intervenciones.

"Solo centralizando las tiroidectomías totales en unidades con un alto volumen de pacientes y con cirujanos debidamente entrenados, conseguiremos reducir la prevalencia de esta complicación que es, a fin de cuentas, la manera más racional de abordar el problema", ha declarado.

HACIA LA INDIVIDUALIZACIÓN DEL TRATAMIENTO

Por su parte, el especialista en Endocrinología y Nutrición la clínica Universidad de Navarra, Juan Carlos Galofré Ferrater, ha informado de que en "pocos años" se está conociendo "mucho mejor" cuáles son las manifestaciones del hipoparatiroidismo y sus complicaciones, por lo que se está cada vez más cerca de tratar a los pacientes individualmente.

"Hasta ahora el hipoparatiroidismo era el único déficit hormonal que no se trataba reemplazando la hormona que falta. Con la llegada a la clínica de una nueva molécula sintética de la hormona paratiroidea, se completa el ciclo de poder tratar este déficit de forma más fisiológica y precisa. Si bien es cierto que la mayoría de los enfermos están bien controlados con el tratamiento habitual a base de calcio y vitamina D, hay un pequeño porcentaje que se escapa y que necesitan algo más. Los ensayos clínicos que se han llevado a cabo con esta molécula indican que la paratohormona recombinante mejora notablemente la situación de estos pacientes", ha añadido el doctor.

Esta patología se produce cuando las glándulas paratiroideas no segregan, o lo hacen de modo insuficiente, la hormona paratiroidea (PTH), lo que origina un desequilibrio del metabolismo óseo mineral en el organismo que se manifiesta con concentraciones bajas de calcio (hipocalcemia) y concentraciones elevadas de fósforo (hiperfosfatemia) en la sangre.