100 años de la 'Gripe española': 12 datos que igual no sabías

Pandemia, foto histórica
WIKIMEDIA
Actualizado 31/01/2018 10:37:56 CET

   MADRID, 31 Ene. (EDIZIONES) -

   Este año se cumplen los 100 años de la mal llamada gripe española de 1918. Se le ha llamado dentro de los virus de la gripe 'la madre de todas las pandemias' porque probablemente fue la primera gran pandemia de gripe conocida y muchos de los virus que se han ido extendiendo a lo largo del siglo XX tienen relación con éste. Aquí vamos a conocer los 12 datos que la caracterizaron:

   1.- "El origen no está claro, parece ser que podría ser un virus, probablemente de aves, que años antes se fue recombinando en mamíferos, en cerdos y humanos, y surgió éste que se caracterizó por su alta mortalidad: un 3% de población mundial (50 millones de personas), y en España unos 200.000", señala en una entrevista con Infosalus el doctor en Biología y Catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, Ignacio López-Goñi, quien precisa que por gripe normal en un año podrían morir en torno a 400 personas actualmente.

   2.- Lo más intenso fueron los meses de octubre y de noviembre, con un pico de mortalidad mundial. En 1918 superaron las muertes a los nacimientos y por eso hay más muertes que durante la Primera o la Segunda Guerra Mundial, y en menos tiempo se concentran más muertos que con el Sida en 25 años.

   3.- López-Goñi indica que este virus no es que fuera especialmente virulento pero sí produjo una sobreestimulación del sistema inmune, lo que provocó una destrucción de tejidos respiratorios. "La mayor parte murió por las complicaciones bacterianas posteriores. En 1918 todavía no había antibióticos", recuerda el experto.

   4.- Las condiciones de guerra, el flujo masivo de tropas en trincheras, el frío fueron el mejor escenario para que el virus se propagase.

   5.- En su opinión no puede volver a ocurrir una pandemia como la de entonces. "En cambio, sí puede aparecer un virus pandémico como ése, pero que tenga las consecuencias del de 1918 no porque las condiciones son distintas. Ahora las personas están más sanas, y comen mejor, además, existen antibióticos que no hace nada contra el virus, pero sí pueden actuar en las enfermedades bacterianas secundarias. Después, contamos con vacunas que generan inmunidad en la población, además de antivirales. Aunque pueda haber pandemia de gripe no se llegaría a estos números", precisa.

   6.- Mientras, Víctor Briones, catedrático de Sanidad Animal e investigador del Centro de investigación de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), de la Universidad Complutense de Madrid, precisa que hubo tres ondas epidémicas, "pero la potente y la que mató a mucha gente" fue en otoño, aunque la primera tuvo lugar a finales de primavera. "Incluso hay dudas de que con antelación, en 1917 hubiera algún episodio que no se difundiera tan fuertemente. Y una tercera onda en 1919 de menor intensidad", apostilla.

    7. "No es una gripe únicamente española. Tuvo lugar en todo el mundo. La calificación se deriva del hecho de que durante la Primera Guerra Mundial los países en guerra estaban sujetos a censura, no querían proporcionar datos sobre la pérdida de sus civiles y de sus tropas, por eso en los periódicos españoles se reflejaron noticias con cautela pero no con tanta prohibición como la de los países beligerantes", explica Briones.

   8.- Parece ser que recientemente ha habido acceso a muestras de cadáveres en la zona del permafrost noruego y se ha podido caracterizar el virus. "Es aparantemente de origen aviar, procede de las aves, y se adaptó a las personas de forma especial y singular, ya que hasta entonces no se conocían contagios de persona a persona de este virus influenza. Tuvo la capacidad de transmitirse de forma natural y masiva entre las personas, en el tejido pulmonar, de tal manera que las toses o estornudos llevaban una gran carga viral", indica el especialista de la UCM.

   8.- Otra característica de este virus es que presenta una "particularidad extraña": "En el mecanismo patogénico de los virus influenza interviene la 'hemaglutinina' (una proteína que utiliza el virus para penetrar en las células del hospedador) y que necesita de otra para poder actuar en la mayoría de casos y aquí el virus se bastaba por sí mismo".

   9.- Además de la pandemia de gripe de 1918 hubo otra en el 1957, que generó también millones de muertos, y otra en el 68, que también congregó millones de muertos, aunque menos, pero derivados del virus de 1918.

   10.- El virus influenza de la gripe es muy moldeable, puede cambiar fácilmente. Tiene el genoma dividido en ocho segmentos que se pueden realinear entre ellos. Por eso, se pueden generar constantemente variantes del virus, incluso virus nuevos, y cada uno de ellos pueden tener propiedades biológicas distintas, como ser muy transmisibles o patogénicos, por lo que es difícil de combatir en algunas ocasiones.

   11.- "El virus influenza de origen aviar tiene como hábitat natural el tracto digestivo de las aves. Se trata de una de las razones por las que los veterinarios prestan mucha atención a estos virus", indica Briones.

   12.- Tal y como ocurre en los casos recientes, la adquisición de la enfermedad de las personas a través de las aves es por los aerosoles contaminados (partículas de polvo en el aire por ejemplo). Se puede aspirar, por ejemplo, por el personal que atiende a los animales en las granjas, o bien por las personas que luego las faenan en las carnicerías.