Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 20/02/2007

El tabaquismo produce cambios bioquímicos en el cerebro asociados a las conductas adictivas

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -  

   El tabaquismo produce cambios bioquímicos en el cerebro a largo plazo asociados a las conductas adictivas, según un estudio del Instituto Nacional sobre Drogas de Abuso (NIDA) de Estados Unidos que muestra por primera vez que este hábito produce alteraciones similares a las observadas en el cerebro de animales que consumían cocaína, heroína y otras drogas ilegales. Las conclusiones de la investigación se publican en la revista 'The Journal of Neurosciences'.

   La investigación muestra por primera vez que el tabaquismo produce cambios bioquímicos de larga duración en el cerebro humano similares a los observados en el cerebro de animales que consumían cocaína, heroína y otras drogas ilegales.

   Los investigadores estudiaron muestras de tejido cerebral humano procedente del núcleo acumbens y del tronco del encéfalo ventral, regiones cerebrales que participan en el control de las conductas asociadas a la adicción. Las muestras procedían de tres grupos compuestos por fumadores a largo plazo hasta su fallecimiento, fumadores a largo plazo que habían dejado el hábito y no fumadores. Todos murieron por causas no asociadas al tabaquismo.

   Los investigadores analizaron los niveles de dos enzimas específicas que se encuentran en el interior de las neuronas y que traducen señales químicas del exterior a señales químicas y cambios en el interior de las neuronas. Los autores descubrieron niveles elevados de estas enzimas en los fumadores y que dichos niveles se mantenían altos en los exfumadores en comparación con los de los no fumadores en el tronco del encéfalo ventral. Esto sugiere, según los autores, que los cambios persisten mucho después de que el tabaquismo haya cesado y que podrían contribuir a una recaída en la droga.

   Según Bruce Hope, autor principal del estudio, el paralelismo entre los resultados del estudio y los de los estudios animales es importante ya que en éstos se ha descubierto un papel causal entre los niveles elevados de estas enzimas neuronales en estas regiones cerebrales y las conductas asociadas a la adicción. Esto sugiere que los cambios similares observados en los fumadores y exfumadores contribuyeron a su adicción.

   Hope señala que aunque investigaciones previas en fumadores han revelado resultados similares, "no se habían sido observado estos cambios bioquímicos en relación a su papel causal en las conductas asociadas a la adicción ni que estaban alterados en regiones cerebrales en las que sus efectos sobre el comportamiento se desconocen".

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies