Con dos anticuerpos

Suprimen un virus similar al VIH en monos durante un periodo prolongado

Monos rhesus
LAUREN BRENT, UNIVERSIDAD DE EXETER
Publicado 14/03/2017 7:14:45CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y de la Universidad de Rockefeller, en Nueva York, Estados Unidos, han encontrado en los monos dos poderosos anticuerpos anti-virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) inmediatamente después de la infección con un virus similar al VIH, lo que permitió al sistema inmunológico de algunos de los animales controlar el virus mucho tiempo después de que los anticuerpos desaparecieran.

Los investigadores inocularon 13 monos con el virus de la inmunodeficiencia de simios similar al humano (SHIV). Tres días después de la inoculación, cuando se estableció claramente una infección, los científicos dieron a cada mono tres infusiones intravenosas de dos potentes anticuerpos anti-VIH ampliamente neutralizantes durante un periodo de dos semanas. Estos anticuerpos, llamados 3BNC117 y 10-1074, se unen cada uno a un sitio diferente en el SHIV, ayudando a neutralizar el virus y facilitando su eliminación por el sistema inmune.

Las infusiones de anticuerpos suprimieron SHIV a niveles cercanos o inferiores al límite de detección mediante ensayos estándar durante un periodo de hasta seis meses. Una vez que los niveles de anticuerpos habían caído muy bajo, el virus se recuperó en todos menos un animal y después, entre cinco y 22 meses más tarde, el sistema inmunológico de seis de los monos recuperó espontáneamente el control del virus y lo llevó a niveles indetectables durante otros entre cinco y 13 meses. Estos seis monos controladores habían mantenido continuamente niveles sanos de células inmunitarias clave después de recibir las infusiones de anticuerpos.

AMPLIOS BENEFICIOS DE LA INMUNOTERAPIA CON ANTICUERPOS

Además de los seis animales que controlaron el virus, otros cuatro monos que no lograron recuperar el control completo del virus, sin embargo, mantuvieron niveles extremadamente bajos de SHIV en la sangre y niveles sanos de células inmunitarias clave durante dos o tres años después de la infección. Así, diez de los 13 monos se beneficiaron de la inmunoterapia con anticuerpos, según los investigadores.

Para determinar si las células inmunes llamadas células T CD8 + desempeñaron un papel en el control extendido del SHIV, los investigadores dieron a los seis monos controladores un anticuerpo que ataca y agota estas células. La infusión de este anticuerpo elevó inmediatamente la cantidad de SHIV en la sangre de los monos a medida que disminuían los niveles de células T CD8 +.

Los investigadores determinaron que las células T CD8 + controlaban la replicación de SHIV después de la infusión terapéutica de anticuerpos. Se están llevando a cabo estudios para probar si esperar a administrar las infusiones de anticuerpos terapéuticos hasta de dos a seis semanas después de la infección por SHIV --tiempo que se asemeja más al momento más temprano en el que se diagnostica a una persona infectada con VIH-- también permite a los monos controlar el SHIV.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter