La sociedad civil, unida frente al consumo de alcohol en menores: "Las familias hemos fallado. Necesitamos información"

Botellón, recurso
HOSPITAL RUBER JUAN BRAVO
Publicado 11/07/2017 15:54:52CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Entidades representantes de padres y madres (CEAPA y CONCAPA), del sector educativo formal (Mejora tu Escuela Pública, Escuelas Católicas y FEDADI) y de prevención e intervención de consumo de drogas (FAD, Socidrogalcohol y UNAD), han celebrado este martes 11 de junio en CaixaForum Madrid la jornada 'Movilización Alcohol y Menores', para crear un frente común que aborde esta problemática desde la sociedad civil y desde los ámbitos de actuación para su enfrentamiento.

"Las familias hemos fallado en algo y tenemos que poner todo lo que tenemos a nuestro alcance para evitar que este problema siga aumentando. Necesitamos información y formación veraz para poder transmitir a nuestros hijos", ha señalado la presidenta de CEAPA, Leticia Cardenal, al tiempo que ha destacado que no conocen "todo" ni saben "de todo" y que a los niños hay que decirles "las consecuencias que tiene el consumo abusivo de alcohol".

En este sentido, ha subrayado que "cada colectivo" tiene que poner su "granito de arena" y ha pedido que en verano se habiliten zonas y se hagan talleres, para que los adolescentes "puedan estar ocupando su tiempo sin tener la necesidad de estar tirados en una plaza bebiendo".

"Estamos acostumbrados a que todo se celebra con alcohol y eso es un problema que hay que transmitir a los chavales. El papel de las familias es primordial", ha resaltado Cardenal, que también ha indicado que la administración pública tiene que dar "alternativas de ocio" a los jóvenes para que "puedan estar en otro sitio".

El proyecto 'Movilización Alcohol y Menores, impulsado por la Fundación para la Ayuda contra la Drogadicción (FAD), nació en enero de 2017 con el objetivo de que las diferentes entidades implicadas trabajaran para crear posturas comunes respecto a la prevención del consumo de alcohol en menores. Este trabajo ha dado como resultado un manifiesto común de todos los participantes sobre el marco genérico del consumo de alcohol en menores.

EL ALCOHOL, CON UN "MANTO PROTECTOR"

"En nuestra campaña llamamos a las organizaciones más importantes en temas como la familia, la escuela o la infancia, y les propusimos poner en marcha una movilización de la sociedad civil para hacer frente a este fenómeno", ha manifestado el director general de la FAD, Ignacio Calderón, que también ha lamentado que el alcohol "no era un tema contemplado por la sociedad" porque "siempre ha tenido un manto protector".

Para luchar contra este problema, Calderón ha ofrecido a la administración la colaboración de la sociedad civil para "ponerle encima de la mesa" lo que creen que "debería ser eficaz" hacer. "Es una propuesta que hemos hecho a las administraciones porque había un consumo de alcohol en menores absolutamente bárbaro", ha precisado.

El manifiesto común de las instituciones de la sociedad civil participantes, señala que el alcohol es un "fenómeno cultural problemático y complejo", "especialmente" en adolescentes, y que es un problema de "todas las personas partícipes".

Además, indica que este problema crea una "conducta problemática", sobre la que hay que realizar una intervención "preventiva, educativa y de proximidad"; que las conductas "desajustadas" de los adolescentes se "correlacionan" con los hábitos de la población adulta, con el espacio y el papel que la sociedad adulta les otorga; y que las medidas legales y de control son "necesarias pero insuficientes", ya que "fiarlo todo" a la norma y al control es "más una maniobra tranquilizadora que efectiva".

Por ello, la sociedad civil pide una intervención "multidimensional", que aborde el problema "en toda su extensión", teniendo en cuenta los valores que se transmiten, enseñan y ejemplifican; una responsabilidad de "toda" la sociedad, incluyendo las administraciones públicas, familias, escuelas o medios de comunicación; y contar con la "diversidad de situaciones" en la población adolescente, contando con la "variedad de contextos" en los que se desenvuelven.

A través de este manifiesto, las entidades se comprometen a desvelar la complejidad de las razones para poder abordar mejor los riesgos; ayudar a las familias a cumplir mejor su tarea con sus hijos e hijas; mejorar los recursos educativos del personal docente; apoyar el desarrollo de una sociedad y una ciudadanía más libre, más comprometida y solidaria; y a contribuir a la movilización de voluntades en un proyecto común, involucrando a la población menor como sujeto activo.

EDUCACIÓN Y FAMILIA, UN "TÁNDEM POR LOS MENORES"

"La administración lo que tiene en exclusiva es legislar, intentar controlar que no haya la posibilidad de acceso de alcohol a los menores de edad cuando la ley lo prohíbe", ha asegurado el director general de la FAD, al tiempo que ha destacado que hay que trabajar con las familias dándoles información "exhaustiva" del fenómeno, y que los educadores "compaginen" el trabajo en el colegio con las familias, para hacer "un tándem por los menores".

Por último, ha advertido de que "no hay que buscar un culpable", sino que hay que buscar a alguien que "colabore para solucionar" y, en su opinión, la familia "seguro que está dispuesta". "Siempre se busca un culpable y con eso estamos todos tranquilos. Todos los padres y las madres quieren lo mejor para sus hijos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter