El PSOE pide en el Congreso la bajada de precio de 320 medicamentos que no se financian desde 2012

Publicado 01/03/2018 19:04:27CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha registrado este jueves en el Congreso una proposición no de ley en la que reclaman al Gobierno medidas para controlar el "incremento desorbitado" en los precios de 320 medicamentos que dejaron de estar financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) en 2012.

Según ha explicado el portavoz socialista en materia de Salud, Jesús María Fernández, las personas mayores se están enfrentando en la actualidad a un pago del 100 por cien de estos productos que han pasado, en algunos casos, a costar el doble o el triple del precio que registraban cuando eran financiados por el SNS. A su juicio, esta situación es consecuencia de la "dejadez" del Ministerio de Sanidad.

Fernández ha hecho referencia a las últimas protestas de los pensionistas, señalando que este colectivo no se enfrenta sólo a unas pagas bajas, sino que ahora "tienen que pagar mucho más por cosas que no deberían". En concreto, ha precisado que, si las pensiones han subido una media de 25 euros al año, los medicamentos lo han hecho en 135 euros, más aquellos que no tienen el copago completo del Estado.

"E importante y está en la mano del Gobierno solucionarlo", ha indicado el diputado, quien ha recordado que el control del precio de estos medicamentos "no cuesta nada a los presupuestos".

También el diputado por Málaga y firmante de esta iniciativa, Miguel Ángel Heredia, ha denunciado que las personas mayores son un 20 por ciento más pobres desde que el actual presidente, Mariano Rajoy, se puso al mando del Ejecutivo. Según ha apuntado, este es el motivo por el que hay "más de dos millones de españoles que no pueden pagar sus medicamentos" y ha apuntado que "un 20 por ciento tuvo que dejar de comprar" este producto "en los años más duros de la crisis" para "comprar dar de comer a sus familias".

En concreto, Heredia ha destacado que el precio se ha elevado en productos de gran consumo, como es el caso del antidiarréico 'Fortasec', que ha pasado de costar 1,89 a 5,98 euros, mientras que el antiácido 'Almax' ha pasado de 3,95 a 7,76 euros. También pone como ejemplo el 'Daflon', recomendado para insuficiencias venosas, que "se ha duplicado con creces" según apunta, en concreto de de 4,40 a 10,18 euros y los analgésicos como el 'Calmatel' o el 'Voltarén' llevan, en su versión de pomada, "recorridos similares" al pasar de 4,34 a 8,45 y de 3,09 a 7,88, respectivamente.

PIDEN ESTUDIAR LA EXCLUSIÓN DE ESTOS PRODUCTOS

"El jarabe para la tos 'Mucosan' es uno de los fármacos desprotegidos que más se han encarecido tras cuadruplicarse de largo en su versión de adultos (de 2,06 a 8,96) y triplicarse de paso (de 2,06 a 7,45) en la pediátrica, el precio de otro medicamento del mismo espectro y de gran consumo como 'Pectox' se encarece un 57% en su formato de solución oral (de 3,25 a 5,62) y el jarabe 'Flutox' se eleva de 2,83 a 7,96", ha denunciado.

No son los únicos, de hecho Heredia denuncia que son 417 los que han sufrido esta variante y no los 320 que el Gobierno ha contabilizado en una respuesta parlamentaria a una pregunta formulada por el PSOE.

Por ello, la propuesta que ahora registran los socialistas también llama al Gobierno a realizar un estudio sobre el efecto que la exclusión de estos medicamentos tiene en el cuidado de enfermedades crónicas, incluyendo sus indicaciones actuales, su posible sustitución por otras moléculas con mejor relación coste-eficacia y el efecto desplazamiento indeseable que se haya podido producir hacia medicamentos de igual indicación pero mayor precio.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.