Contador

El Parlamento andaluz rechaza pedir la regulación del cannabis en sus usos medicinales, terapéuticos y de ocio

Moreno Yagüe con la planta de cannabis en el salón de plenos
EUROPA PRESS
Publicado 25/05/2017 18:02:46CET

SEVILLA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha rechazado este jueves reclamar al Consejo de Gobierno que inste al Ejecutivo central a que proceda a la regulación inmediata del uso del cannabis medicinal, tanto en el aspecto comercial, en relación con la industria farmacéutica y médica, como en el aspecto individual, y en el uso terapéutico y recreativo, en virtud de una proposición no de ley de Podemos que ha sido rechazada en este punto por el PSOE-A y del PP-A, mientras que Cs se ha abstenido en la votación, que solo han respaldado Podemos e IULV-CA.

Con los mismos apoyos, la Cámara autonómica también ha rechazado pedir a la Junta que, en el uso de sus competencias en materia de agricultura y ocio derivadas del artículo 148 de la Constitución, regule el uso del cannabis con fines recreativos, a la vista de que esa nueva interpretación está asumida en el ámbito internacional y ya que de esta forma se lucharía contra el mercado ilegal, que, además de generar inseguridad para las personas consumidoras, propicia la economía sumergida, y teniendo en cuenta que así se evitaría la imposición de una moral a la ciudadanía por parte de los poderes públicos.

Así las cosas, sí ha salido adelante, aunque con el rechazo del PP-A y la abstención de Cs, que la Cámara solicita la regulación inmediata de la producción y cultivo concertado de cannabis, de manera asociativa, sin fines de lucro, tanto para el abastecimiento con fines medicinales como con fines científicos y de investigación.

De la misma manera, y por una enmienda del PSOE-A incorporada al texto, el Parlamento insta al Consejo de Gobierno a que a su vez inste al Gobierno central a la creación de un grupo trabajo intersectorial en el seno de la comisión sectorial de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, foro en el que se incluyen los consejeros de las comunidades y ciudades autónomas, en el que se debata a nivel sanitario, legislativo y en otros ámbitos, la posibilidad de regulación terapéutica del cannabis.

Igualmente se ha incorporado otra enmienda, de Cs esta vez, por la que la Cámara defiende que se establezcan puntos de venta controlados así como delimitar las redes logísticas, con la seguridad necesaria, para evitar el uso fraudulento o ilegal del cannabis medicinal. Este punto solo ha sido rechazado por el PSOE-A.

Para defender la iniciativa, el parlamentario de Podemos Juan Ignacio Moreno Yagüe, que ha intentado subir a la tribuna con una maceta de marihuana de plástico pero el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, se lo ha impedido; ha censurado que en este tema "la hipocresía es la norma, las mentiras campan a sus anchas en los textos legales, la superstición impera y no se atiende a criterios técnicos, médicos o científicos".

Tras señalar que otros parlamentos autonómicos ya han aprobado lo mismo que contiene esta iniciativa, ha defendido la regulación del uso terapéutico del cannabis y también su uso lúdico o recreativo. "Se trata de una planta, no es una sustancia ni un medicamento", ha aclarado para apuntar que el cultivo de plantas medicinales no está prohibido y que, por ejemplo, "cualquiera puede plantar aloe vera en su casa".

Moreno Yagüe se ha mostrado convencido de que en los próximos años "veremos en los países de nuestro entorno leyes aprobadas que regulen estos usos del cannabis", y ha defendido que si se regula correctamente su utilización "generaría un marco de negocio superior a los 10.000 millones de euros". Ha señalado que hasta los años 50 se vendían cigarritos de cannabis para tratar ciertas enfermedades o que las clases altas lo consumía, pero que "las drogas se prohíben cuando tienen acceso a ellas los pobres".

El diputado de Podemos ha relatado que teniendo en cuenta de que hay de media más de tres millones de los consumidores habituales, "las incidencias sanitarias son mínimas y los tratamientos contra la adicción a esta sustancia no superan las 30 anuales, un número marginal".

Con todo, ha defendido el uso recreativo de la marihuana porque "no merece la pena seguir engañándonos, el principio activo está en la planta y es lo que ocasiona la actitud hipócrita en los legisladores, alterar la conciencia es algo que el legislador no consiente, parece que abrir la mente y pensar diferente se prohíbe por la mayoría de los estados".

PSOE-A PIDE UN DEBATE SERIO

El PSOE-A, por boca de su parlamentaria Olga Manzano, ha reclamado "un debate serio" sobre esta cuestión, y ha mostrado su rechazo a la regulación del cannabis para fines de ocio, un uso que no se debe "mezclar" con el terapéutico, según ha apostillado la socialista, que ha incidido en que sustancias como ésta "alteran la conciencia", por lo que "restringir su uso puede ser una promoción de la autonomía personal".

En esa línea, la socialista ha pedido al diputado Moreno Yagüe "prudencia en el discurso", y se ha mostrado partidaria de "valorar la regulación" del cannabis, pero viendo "en qué ámbitos y cómo", y evaluando los "riesgos".

Por el PP-A, la parlamentaria Catalina García ha defendido el uso terapéutico del cannabis si bien ha advertido de los efectos nocivos que, ha criticado, no expone Podemos en la iniciativa, a la par que ha rechazado que plantee que sea el ciudadano el que administre las dosis porque supone "romper lo hecho hasta ahora" en este sentido.

Así, ha advertido que en dosis bajas, "cuando uno se fuma un porro, comienza la borrachera cannábica, con somnolencia, relajación o alteración del pensamiento", y que cuando las dosis son altas, "las imágenes sensoriales cambian, las emociones fluctúan, puede provocar depresión, pánico y alucinaciones".

Por su parte, la diputada de Cs Isabel Albás ha considerado necesaria la regulación del cannabis terapéutico en la Comisión de Salud de Sanidad del Congreso y el uso recreativo, en la Comisión Mixta de drogas, dado que ambas cuestiones deben tener "diferente tratamiento".

"Los menores no pueden acceder al cannabis igual que al alcohol", ha señalado la parlamentaria de Cs, advirtiendo de que los jóvenes no son conscientes de los riesgos que conlleva este consumo. En su opinión, se deben evaluar los resultados de la políticas de regulación del cannabis en otros países para aprender de "sus errores y aciertos".

Por último, el diputado de IULV-CA José Antonio Castro ha señalado que la propuesta de Podemos es de las iniciativas con "más rigor, documentación y mejores argumentos" se ha presentado en la actual legislatura, y ha señalado que o que en ella se plantea "es algo que acabará imponiéndose y siendo una realidad por sentido común".

Ha lamentado las "grandes dosis de hipocresía" que siempre se dan en este país al abordar esta cuestión y ha indicado que no se entiende que se mantenga en la ilegalidad esta sustancia, cuando se tolera "un mercado negro" y que haya mafias dedicadas a su venta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter