Una nueva mutación genética relaciona el envejecimiento con la regulación genética y los daños en el ADN

Actualizado 20/12/2006 23:30:07 CET

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Médico Erasmus de Rotterdam (Holanda) y la Universidad de Newcastle (Reino Unido) han descubierto una nueva mutación genética que relaciona el envejecimiento con la regulación genética y los daños en el ADN. Las conclusiones del estudio, que asocia las dos teorías actuales sobre por qué envejece el ser humano, se publican en la revista 'Nature'.

La nueva mutación descubierta produce una forma grave de progeria, una enfermedad que produce un envejecimiento acelerado. Algunos expertos consideran que el envejecimiento está regulado por los genes y otros que se debe a la acumulación gradual de daños en el ADN. En el estudio actual los investigadores sugieren que ambas teorías están en lo cierto.

Los científicos descubrieron una nueva mutación en el gen XPF de un paciente humano que causa una forma grave de progeria. Los ratones jóvenes muestran muchas características de los ratones ancianos normales. Esto incluye una reducción en la señalización de la insulina; mayores tasas de mecanismos de muerte celular, reparación del ADN y antioxidantes; y un cambio en el mecanismo de regeneración de nuevos tejidos. Los resultados sugieren que una acumulación de daños en el ADN induce cambios metabólicos dirigidos a extender la vida en vez de a mantener el crecimiento.

Los investigadores concluyen que los daños en el ADN conducen al declive funcional asociado con el envejecimiento. Pero la genética, y en particular el mecanismo de señalización de la insulina, influye sobre la rapidez con la que se acumulan los daños y se pierde el funcionamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter