Las mujeres con fallo cardiaco viven más que los hombres que padecen la afección

Actualizado 15/11/2006 13:00:06 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres tienden a vivir más tiempo con fallo cardiaco que los hombres, y también suelen padecer una forma menos grave la enfermedad caracterizada por una menor actuación cardiaca, según un estudio de la Universidad de Duke en Durham (Estados Unidos) que se ha hecho público durante las sesiones científicas anuales de la Asociación Americana del Corazón que se celebran estos días en Chicago. Los investigadores señalan que conocer las diferencias de género en lo referente al fallo cardiaco les permitirá desarrollar terapias más específicas.

El fallo cardiaco es un trastorno que incapacita al corazón bombear suficiente sangre a los tejidos del organismo. A pesar de su nombre, no todas las personas que lo padecen fallecen en breve y muchas de ellas sobreviven durante años. Se estima que el 50 por ciento de estos pacientes mueren en lo cinco años siguientes al diagnóstico.

Los científicos estudiaron las dos formas más comunes de fallo cardiaco: el isquémico y no isquémico. En el primer caso el músculo cardiaco sufre daños o se deteriora irremediablemente lo que disminuye el flujo sanguíneo al corazón, debido principalmente a un bloqueo de las arterias coronarias, y el corazón se ve privado del suministro de oxígeno necesario. Este trastorno suele llevar al ataque cardiaco. En la forma no isquémica, el individuo no tiene antecedentes de enfermedad coronaria grave y no ha sufrido un ataque cardiaco.

Los investigadores recopilaron datos de cinco ensayos clínicos con participantes que recibían fármacos para tratar el fallo cardiaco. En total, los ensayos incluían 11.642 pacientes, de los que un 24 por ciento eran mujeres.

Las mujeres tendían a ser de mayor edad y de distintas etnias en comparación con los hombres y tenían una mayor incidencia de diabetes e hipertensión. Las pacientes también informaban de más síntomas y eran hospitalizadas más frecuentemente.

Según los investigadores, entre los pacientes del estudio combinado, 2.400 murieron. De los pacientes con enfermedad isquémica que fallecieron, un 18.6 por ciento eran mujeres y un 20,9 por ciento hombres. Entre los pacientes con la forma no isquémica de la enfermedad que murieron, el 18,2 eran mujeres y el 21,9 por ciento hombres.

Los autores apuntan a los datos para indicar que demuestran que las mujeres tienen tasas de supervivencia mejores que los hombres y que a los pacientes con fallo cardiaco no isquémico evolucionarán mucho mejor que aquellos con fallo cardiaco isquémico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter