Del CIC bioGUNE

Investigadores españoles ponen las bases para una nueva aproximación al tratamiento del cáncer de hígado

Actualizado 22/07/2013 18:31:26 CET

SAN SEBASTIÁN, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una investigación del director de CIC bioGUNE, José María Mato, ha puesto las bases para una nueva aproximación al tratamiento del cáncer de hígado más común, el Carcinoma Hepatocelular (HCC, en sus siglas en inglés).

Según han informado desde el CIC bioGUNE, el estudio, realizado en colaboración con la investigadora de la University of Southern California, Shelly Lu, demuestra que el gen MAT1A es una diana terapéutica viable contra dicha enfermedad. El trabajo ha merecido un comentario editorial en la publicación especializada en investigaciones del hígado 'Hepatology'.

El Carcinoma Hepatocelular (HCC en sus siglas en inglés), el cáncer de hígado más común, es la tercera causa de muerte en el mundo después del cáncer de pulmón y el cáncer gástrico. Esta afección presenta un muy mal pronóstico, ya que su incidencia es muy similar a su tasa de mortalidad. Es decir, a pesar de los avances diagnósticos y terapéuticos recientes, la inmensa mayoría de los pacientes muere en pocos meses.

En este contexto, el novedoso estudio realizado por Mato, en colaboración con Shelly Lu, ha puesto las bases para una nueva aproximación al tratamiento del Carcinoma Hepatocelular, que se basa en tres moléculas denominadas microRNAs (miR-664, miR-485-3p, y miR-495) implicadas en la expresión del gen MAT1A, cuya alteración tiene consecuencias directas en el desarrollo de este tipo de tumor. El estudio ha demostrado que estas mencionadas moléculas pueden actuar como agentes modificadores de la enfermedad.

Asimismo, el estudio explica los mecanismos que inhiben este gen, MAT1A, y la reducción de otra molécula, SAMe, también conocida como S-adenosilmetionina, durante la carcinogénesis. SAMe es la molécula encargada de garantizar una proliferación coherente de las células del hígado. Una regulación controlada de los niveles de SAMe impide que las células hepáticas proliferen de forma anómala e incontrolada, lo que daría lugar a la aparición de un tumor.

Durante la fase experimental, el equipo liderado por Shelly Lu y José Mato observó que la expresión de las tres mencionadas moléculas (microRNAs) se ve incrementada en casos de Carcinoma Hepatocelular. En esta fase, los investigadores observaron que el silenciamiento de estos tres microRNAs redujeron el crecimiento del tumor, la invasión y la metástasis en cáncer de hígado.

En definitiva, diferentes estudios realizados por el propio Mato y Shelly Lu en los últimos 30 años ya habían llegado a la conclusión de que cuando se silencia o inhibe un gen, denominado MAT1A, acababa derivando en cáncer de hígado, en concreto el mencionado Carcinoma Hepatocelular, con muy mal pronóstico.

Según indica, habitualmente la causa del cáncer suele venir derivada de la activación de un gen determinado y no, como en este caso, del silenciamiento del gen en concreto. La técnica de choque en el primer caso es más simple, sólo consiste en desactivar dicho gen, inhibirlo, pero la pregunta que quedaba por resolver era cómo encontrar la forma de reactivar un gen 'apagado' para que no se produjera el cáncer o para que, su propagación fuera más lenta.

Mato ha señalado que "la novedad de este trabajo es que, por primera vez, se han identificado unos agentes celulares, denominados miRNAs, tres en concreto, que son los responsables de que este gen se silencie, de forma que hemos dado un paso adelante muy importante".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter